“Los cuerpos policiales son la expresión más palpable de lo que es un Estado forajido” en Venezuela: Zair Mundaray

Diciembre 06 2018, 19:55
Para el director de Actuación Procesal del Ministerio Público venezolano en el exilio el accionar del FAES y los cuerpos policiales en el país prueba que estamos en presencia de un "Estado forajido"
VIDEO EMBED
VENEZUELA

El director de actuación procesal del Ministerio Público venezolano en el exilio,  Zair Mundaray dijo a La Tarde de NTN24 que es la actuación de los cuerpos policiales la prueba palpable de que en Venezuela estamos en presencia de un “Estado forajido”.

Mundaray expresó que "la mayoría de los cuerpos policiales son la expresión más palpable de lo que es un Estado forajido, como lo es el actual Estado venezolano".

Para el abogado y criminalista la ausencia del cumplimiento de la ley y la falta de institucionalidad, son otra prueba fehaciente de que el régimen venezolano es un Estado forajido. "Porque el funcionario sabe que puede actuar en esos términos y está prácticamente seguro que no habrá castigo para él", puntualizó.

"El FAES es la expresión más palpable de ese Estado de anomía y de ese Estado forajido en el que se ha convertido Venezuela", apuntó.

Recordó que las Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional Bolivariana (FAES) e indicó que en la actualidad este cuerpo, no obedece a la estructura policial, "sino a una estructura política".

Advirtió que el cuerpo al no provenir de una formación policial, “en ella han ingresado gran cantidad de delincuentes, nosotros tuvimos la investigación en el caso de Óscar Pérez, que la hicimos desde el exilio, allí fallecen dos funcionarios del FAES, dicen funcionarios y son miembros en ese momento del Colectivo Alexis Vive y estaban vestidos de FAES, tenían credenciales del FAES y actuaban conjuntamente con el FAES”.

Mundaray recordó que durante la realización de las llamadas Operaciones de Liberación del Pueblo (OLP) recibieron denuncias de la participación de colectivos que iban de la mano de los funcionarios policiales. “Ellos van marcando viviendas y hacen que los funcionarios entren y asesinen a personas”, expresó.

Agregó que tiene conocimiento que durante la formación de los funcionarios de la FAES, “en los discursos de mucha violencia, que les generan quienes se encargan de esa supuesta formación, les dicen que no se preocupen por matar, lesionar, herir o robar, porque ya no hay fiscalía que los vaya a perseguir, es uno de los mensajes que se le da”.

Recalcó que ante los hechos que han consternado a la ciudad de Caracas, por el asesinato de dos menores de edad, que montaban el pesebre en su casa en la carretera Panamericana, el Ministerio Público debió abrir una investigación de forma inmediata para esclarecer los hechos.

Mundaray dijo que han denunciado ante la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos que en Venezuela existe una política de exterminio de gente pobre.

"Cuando esas actuaciones llegan a las instancias judiciales, a esos niños seguro le han colocado un arma en la mano, le han tomado fotos, han dicho que tienen un prontuario, han dicho que son asesinos, pero que cuando se profundiza las investigaciones resulta que nada es así. A veces están vinculadas incluso a temas personales, el funcionario que le quitó la novia a otro o que tiene una rencilla persona y deciden ir a matar personas, eso está fuera de control, desde hace mucho tiempo y no hay una estadística oficial sobre ese tema. Ahora que se está invitando a la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, es importante que ponga el ojo sobre eso, hemos trabajado con su equipo en eso, haciendo visibilizar que en Venezuela hay una política de exterminio de gente pobre", remarcó Mundaray.

Redacción NTN24 Venezuela

¡Suscríbete a nuestro canal en YouTube aquí: https://www.youtube.com/ntn24!

Relacionados

asesinato menores el valle
FAES asesinó a dos niños cuando montaban un pesebre en Caracas : Otros dos resultaron heridos

Sin mediar palabras los uniformados del FAES desenfundaron el arma y dispararon contra los menores de edad que vivían en el kilómetro cero de la carretera Panamericana,

101565