Jueves, 24 de Abril de 2014 | Última actualización: 23:48

Buscar

NOTICIAS/USA

AUTORIDADES HICIERON CASO OMISO

Vecinos narran el horror que vivían las mujeres secuestradas en Cleveland

Vecinos narran el horror que vivían las mujeres secuestradas en Cleveland
Casa donde estaban secuestradas las tres mujeres. AFP

Poco a poco se van conociendo más detalles de las mujeres que estuvieron secuestradas durante 10 años en Cleveland, algunos vecinos dicen haber sospechado y alertado en varias oportunidades a la policía sin recibir una respuesta por parte de las autoridades.


Pese a que varios residentes cercanos a la casa donde se encontraban secuestradas la mujeres dijeron  no haber sospechado en ningún momento de Ariel Castro (sospechoso principal), otros por su parte afirmaron que en algunas ocasiones se dieron cuenta de cosas extrañas que sucedían en la casa. 

 
Este es el caso de Israel Lugo, quien vive a dos casas de la de Ariel y atestiguó a medios de comunicación que vio a las tres mujeres en el patio de la casa y que en varias ocasiones escuchó golpes en algunas puertas de la residencia, además que había bolsas de plástico en las ventanas, aseguró que llamó a la policía que llegó al lugar de los hechos pero al no recibir respuesta por parte de los ocupantes de la casa decidieron marcharse. 
 
Nina Samoylicz, otra de las vecinas que en este caso vive tres casas más abajo, afirmó haber visto a una mujer desnuda en el patio de la casa de Ariel pero que al llamar a las autoridades hicieron caso omiso cuando informó lo que había visto. 
 
"Al principio pensamos que era un juego, y luego pensamos que era raro, así que llamé a la policía", dijo a una cadena estadounidense. "Creyeron que estábamos bromeando y no nos dieron crédito". La mujer dijo  al mismo medio que tiempo después Ariel cubrió su patio con lonas.  
 
Al parecer hubo abortos y embarazos múltiples en la casa 
 
Otra llamada se realizó a la policía de Cleveland, desde un edificio de apartamentos cercano al lugar del secuestro, la llamada fue realizada por mujeres que no quisieron identificarse pero afirmaron que vieron a tres jóvenes caminando en cuatro patas y con cadenas de perro alrededor del cuello, además que tres hombres controlaban lo que estaba pasando en el lugar, las testigos esperaron dos horas más a que la policía llegara pero al ver que las autoridades no arribaron al lugar decidieron llamar nuevamente en repetidas ocasiones sin recibir respuesta.
 
También el hijo del sospechoso principal reveló que su padre tenía cerradas bajo llave las puertas del sótano y el garaje y que no permitía que nadie entrara a esos lugares de su residencia. 
 
Anthony  afirmó que "la casa siempre estaba cerrada" y que "había lugares a los que nunca podíamos pasar. Había candados en el sótano. Candados en el ático. Candados en el garaje".
 
También aseguró a un medio local que su padre era un hombre violento y controlador y que golpeó a su madre casi hasta llevarla a la muerte en 1993.
 
Algunas fuentes de la policía afirmaron que durante los diez años de infierno para las mujeres secuestradas hubo embarazos múltiples que luego se convirtieron en abortos involuntarios después de que las mujeres fueran golpeadas o porque estaban desnutridas, dijeron además que al menos cinco bebés nacieron en la casa. 
 
Se desconoce el paradero de dichos bebés y también si la hija de Amanda Berry que fue encontrada junto con su madre sea producto de una de estas violaciones.
 
Los investigadores del secuestro hallaron cadenas y cuerdas en la casa donde permanecieron cautivas las tres mujeres durante una década, afirmó Michael McGrath, el jefe de policía de esa ciudad de Ohio.
 
"Tenemos confirmación de que estuvieron atadas y había cadenas y cuerdas en el hall" de la casa, dijo McGrarh.
 
 
 
Publicado el 08 Mayo 2013
Fuentes: Redacción NTN24