Jueves, 24 de Abril de 2014 | Última actualización: 23:48

Buscar

NOTICIAS/Mundo

NUEVA REGULACIÓN

Protestas en Japón por la llegada de un barco con combustible nuclear

Protestas en Japón por la llegada de un barco con combustible nuclear
Archivo AFP

Decenas de manifestantes antinucleares protestaron este jueves contra la llegada a la central atómica de Takahama (centro del país) de un barco francés cargado de combustible para abastecer los reactores de la planta, en el primer envío de este tipo tras el accidente de Fukushima en 2011.


Con gritos de "Que regrese el barco", los manifestantes criticaron la llegada del enorme carguero que, entre fuertes medidas de seguridad y patrullado por la guardia costera, trasladó hasta la planta este combustible atómico conocido como MOX (Mezcla de Óxidos), resultado de la combinación de plutonio y uranio.

 
Los manifestantes, que portaban coloridas pancartas, se situaron primero en la costa frente a la central y más tarde acudieron a la entrada de la planta para leer un comunicado e instar a detener la llegada del combustible nuclear, según las imágenes ofrecidas por la agencia Kyodo.
 
Al igual que prácticamente la totalidad de las centrales nucleares de Japón, la de Takahama, situada en la prefectura de Fukui frente al Mar de Japón, se encuentra detenida por motivos de seguridad tras el accidente de Fukushima. En este sentido, actualmente únicamente dos reactores de la central de Oi (centro del país) se encuentran activos de entre los cerca de 50 con los que cuenta el país.
 
La operadora de la planta, Kansai Electric, planea usar el MOX para abastecer de combustible a los reactores 3 y 4 de la central y a la espera de poder solicitar al Gobierno a partir del próximo mes las revisiones pertinentes que permitan la reapertura de la planta. En esta línea, hace apenas una semana la Autoridad Reguladora Nuclear (NRA) de Japón anunció los nuevos estándares de seguridad para los reactores nucleares del país de cara a fortalecer las medidas de prevención de accidentes tras la crisis atómica.
 
El cumplimiento de esta nueva regulación, cuya revisión realiza la propia NRA, permitirá a los operadores solicitar la reapertura de sus unidades detenidas tras el desastre nuclear. A pesar de que Kansai Electric no ha revelado la cantidad de material que transporta el barco, se estima que partió de Europa con cerca de 20 barras de combustible provenientes del grupo nuclear francés Areva, detalló la agencia.
 
 
 
Publicado el 27 Junio 2013
Fuentes: EFE