Miércoles, 23 de Abril de 2014 | Última actualización: 19:43

Buscar

NOTICIAS/Ambiente

CAMPAÑA CONTRA BALLENEROS

Ecologista Paul Watson descarta comparecer en Costa Rica por temor a ser entregado a Japón

Ecologista Paul Watson descarta comparecer en Costa Rica por temor a ser entregado a Japón
Paul Watson. Creative Commons. Witty lama

El ecologista canadiense Paul Watson, pedido en extradición por Costa Rica, descartó comparecer ante los tribunales por temor a ser entregado a Japón, lo que detendría su férrea lucha contra la flota ballenera japonesa, según una entrevista publicada este domingo.


Watson, buscado por la Interpol y acusado por Costa Rica de peligro de naufragio, aseguró mediante una videoconferencia desde el océano Antártico que el proceso que se le sigue es un "juego entre Costa Rica y Japón", y estimó que detrás hay una "motivación política" y "corrupción" en la que media el gran negocio de la venta de aletas de tiburón, muy apreciadas en el mercado asiático.

 
"Mi preocupación es detener las flotas balleneras de Japón. Si debo permanecer en el océano por años, lo haré: no hay problema, pero no seguiré este juego entre Costa Rica y Japón porque no creo que haya una intención de justicia", afirmó el fundador del grupo ambientalista Sea Shepherd, cuya presidencia dejó recientemente y se embarcó en el "Steve Irwin" en Melbourne, Australia, para emprender una campaña contra los balleneros.
 
Watson, de 62 años, está acusado en Costa Rica de haber puesto en peligro la vida de la tripulación de un barco pesquero costarricense en 2002, durante una operación contra la pesca de tiburones para cortar las aletas.
 
"Los tribunales han dicho que yo debo ir a Costa Rica a aclarar todo esto, pero sé que, si voy, pueden detenerme para enviarme a Japón. El final de este juego es enviarme a Japón, no tiene que ver con Costa Rica. Yo no dañé ninguna propiedad. Nunca he lesionado a nadie", aseguró.
 
Sea Shepherd es conocido por acciones contra balleneros japoneses
 
Costa Rica afirma también que Watson violó el derecho marítimo durante el rodaje del documental "Los Señores del mar" ("Sharkwater"), que denuncia la práctica del "aleteo".
 
El ecologista fue detenido el 13 de mayo de 2012 en Alemania, salió en libertad con una fianza de 250.000 euros y debía comparecer diariamente para controles judiciales, pero no se volvió a presentar desde el 22 de julio. En agosto, Interpol emitió una orden de detención.
"Yo no puedo hacer nada que no me permitan mis abogados en Costa Rica, Alemania y Estados Unidos sobre este caso. Yo no soy abogado, pero puedo hacer mi trabajo como conservacionista, y en esto me voy a concentrar", manifestó el acusado.
 
A Sea Shepherd se le conoce por sus acciones contra las faenas de balleneros japoneses en regiones tan remotas como la Antártida, y por el uso de métodos que incluyen el abordaje de esos barcos.
 
"Me siento más productivo oponiéndome a la pesca ballenera japonesa en vez de estar sentado en una cárcel de Japón", comentó el ecologista, también con procesos en el país asiático.
 
En medio del sonado caso de Watson, Costa Rica prohibió en octubre pasado la importación de aletas de tiburón, algo que reclamaban ambientalistas costarricenses por considerar que con la compra se burlaba la legislación que impide la descarga de aletas en muelles nacionales.
Publicado el 27 Enero 2013
Fuentes: AFP