Miércoles, 23 de Abril de 2014 | Última actualización: 09:27

Buscar

NOTICIAS/USA

ELABORARÁN ESTÁNDARES DE APTITUD

Fuerzas Armadas de EE.UU. estudian la inclusión de mujeres soldados en operaciones especiales

Fuerzas Armadas de EE.UU. estudian la inclusión de mujeres soldados en operaciones especiales
Archivo AFP

Las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, después de años de debate sobre el papel de las soldados en combate, anunciaron este martes que estudiarán la incorporación de algunas de ellas en unidades de operaciones especiales como los Rangers del Ejército y los SEAL de la Marina en próximos años.


El general Bennet Scolick, jefe de Personal en el Comando de Operaciones Especiales, dijo en conferencia de prensa que además de abrir para las mujeres posiciones en el Ejército, la Marina, la Fuerza Aérea y la Infantería de Marina, analizarán la integración de mujeres en sus unidades de operaciones especiales.

En la primera mitad de 2014, añadió, se analizará la información recibida sobre los estándares comunes para hombres y mujeres -que incluyen pruebas físicas- y entonces se tomará una decisión sobre la incorporación femenina en las unidades tácticas de combate.

El teniente general del Ejército, Howard Bromberg, dijo que su fuerza elabora "estándares que son neutrales desde el punto de vista de género", aunque en estas formaciones nunca antes ha habido mujeres.

El coronel John Aytes, de la Infantería de Marina, explicó que su fuerza ha identificado al menos 335 posiciones en las cuales hasta ahora no se ha aceptado la presencia de mujeres, y que se elaborarán estándares de aptitud física que sean comunes para ambos géneros.

Las unidades de operaciones especiales y la Infantería de Marina tienen los cursos de instrucción más exigentes entre las fuerzas militares y algunos críticos han señalado que las diferencias entre hombres y mujeres dificultan la aplicación de estándares comunes.

En enero pasado el entonces jefe del Pentágono, Leon Panetta, aprobó la participación de las mujeres en algunos de los 237.000 puestos de combate de las fuerzas armadas, poniendo fin a una prohibición de dos décadas.

Los mandos de las diferentes fuerzas recibieron un plazo hasta el 15 de mayo para la presentación de sus propuestas para la aplicación de las directivas de Panetta, y como resultado oficiales militares dieron detalles de esa ampliación del papel de las mujeres.

Las mujeres componen casi el 15% de las fuerzas armadas de Estados Unidos y muchas de ellas han cumplido durante años misiones peligrosas. De las casi 280.000 mujeres enviadas a Irak y Afganistán desde 2001, más de 150 murieron en combate.

 

Política establecida por el Pentágono en 1994 excluía a mujeres
 
Pero bajo la política de exclusión del combate establecida por el Pentágono en 1994 las mujeres no podían estar, oficialmente, en unidades de artillería, blindados, infantería y otras posiciones de combate.
 
En la realidad de la guerra actual, sin líneas de frente y retaguardia definidas, miles de mujeres han sido "añadidas" en las unidades de combate, sin recibir el crédito oficial de experiencia en batalla que se requiere para ascender en los rangos militares.
 
La senadora demócrata de Nueva York, Kirsten Gillibrand, calificó la decisión como "otro paso en la dirección correcta".
 
"Al abrir oficialmente los puestos de combate habrá más mujeres capaces de avanzar en sus carreras a rangos superiores y eso ampliará la diversidad de nuestros mandos militares", señaló Gillibrand. 
 

 

Publicado el 18 Junio 2013
Fuentes: EFE