Miércoles, 23 de Abril de 2014 | Última actualización: 18:36

Buscar

NOTICIAS/Ambiente

INTENSIFICARON SU CAMPAÑA

Japón denuncia nueva obstrucción de Sea Shepherd durante su caza de ballenas

Japón denuncia nueva obstrucción de Sea Shepherd durante su caza de ballenas
http://www.seashepherd.org

La Agencia de Pesca de Japón denunció este martes una nueva obstrucción de la asociación conservacionista Sea Shepherd en su campaña de captura de ballenas "para fines científicos" en el Océano Antártico.


 

Un portavoz de la organización nipona dijo este martes que el pasado 25 de febrero entre las 12.00 y las 15.00 hora de Japón (entre las 3.00 y las 6.00 GMT), tres barcos de Sea Shepherd se acercaron al ballenero "Nisshin maru", y que dos de ellos golpearon en cinco ocasiones a este navío y a otro que le suministraba combustible.
 
La Agencia de Pesca, responsable del programa de capturas de cetáceos nipón, dijo que el mismo día 25 tres botes de la organización ecologista lanzaron a su vez cabos a la hélice del ballenero Yushin Maru con la intención de boicotear sus actividades.
 
Ninguno de los ocupantes de las embarcaciones niponas resultó herido.
 
El pasado 17 de diciembre un tribunal de EE.UU. prohibió a miembros de Sea Shepherd acercarse a menos de 450 metros de distancia de los balleneros nipones, impedir sus actividades y comprometer su seguridad, aseguró el portavoz de la agencia.
 
Éste también subrayó que el tribunal ha desestimado la apelación de la asociación y que por ello el pasado 11 de febrero el Gobierno nipón denunció a Sea Shepherd por desacato.
 
En los últimos días, la organización ha intensificado su campaña de este año contra los balleneros japoneses en la Antártida, denominada "Tolerancia Cero" y en la que participan cuatro embarcaciones y 120 activistas.
 
Australia, Estados Unidos, Holanda y Nueva Zelanda han instado a los ecologistas a adoptar una actitud responsable esta temporada en aguas de la Antártida, donde Sea Shepherd ha protagonizado en ocasiones anteriores abordajes, lanzamientos de ácidos corrosivos o encadenamientos de sus activistas a los balleneros japoneses.
 
Japón abandonó la caza de ballenas en 1986 tras una moratoria internacional, pero la retomó un año después tras alegar motivos científicos y fletó expediciones a la Antártida en nombre del Instituto de Investigación de Cetáceos, dependiente de la Agencia de Pesca. 
Publicado el 26 Febrero 2013
Fuentes: EFE