Domingo, 20 de Abril de 2014 | Última actualización: 22:54

Buscar

NOTICIAS/USA

CARISMÁTICA, RELAJADA Y ELEGANTE

Michelle Obama es cuestionada por sus múltiples apariciones mediáticas

Michelle Obama es cuestionada por sus múltiples apariciones mediáticas
Aparición de Michelle Obama en los premios Oscar 2013. EFE

Michelle Obama se ha convertido en los últimos días en la estrella ineludible del inicio del segundo mandato de su marido Barack Obama, pero algunos cuestionan sus múltiples apariciones mediáticas, entre ellas su sorpresiva participación en la gala del Óscar.


El martes, mientras el presidente continuaba su pulseada presupuestaria con los republicanos, la primera dama contaba en un medio local que los tímidos progresos en la lucha contra la obesidad infantil, el crecimiento de sus hijas, las canas de su marido y su nuevo corte de pelo que, a los 49 años, justificó como su "crisis de la mediana edad".

 
El miércoles, Michelle Obama estará en Mississippi, sur de Estados Unidos, para celebrar el tercer aniversario de su programa "Let's move" (¡A moverse!) destinado a alentar a los niños a comer saludablemente y realizar ejercicio físico.
 
"Hemos cambiado el debate sobre la obesidad infantil en este país", celebró el martes la primera dama. "Vemos ahora un poco de movimientos sobre esta cuestión", agregó.
 
Y a la hora de moverse, Michelle Obama sabe de qué habla, como lo mostró al ponerse a bailar la semana pasada en la televisión junto al actor y presentador, Jimmy Fallon, disfrazado de mujer. El vídeo obtuvo una popularidad inmediata en el sitio YouTube, con más de 8 millones de visitas.
 
Es que cuatro años después de su llegada a la Casa Blanca, Michelle Obama, carismática, relajada y de una elegancia siempre destacada, es amada por los estadounidenses: el 73% de ellos tiene una opinión favorable, según una encuesta de mediados de diciembre.
 
Comentaristas dan su opinión sobre la aparición mediática de la Primera Dama
 
La primera dama se involucra en muchos temas candentes de su país. Recientemente asistió al funeral de una adolescente muerta en un tiroteo en Chicago, en medio del fuerte debate en el país sobre las armas de fuego.
 
Liberada de la presión del primer mandato tras la reelección de su marido, parece apreciar todos los momentos. Con vestido plateado de Naeem Khan, el domingo por la noche fue la estrella inesperada de la ceremonia de los Óscar, al anunciar desde la Casa Blanca el premio a la mejor película para "Argo", basada en la crisis de rehenes en Teherán en 1979.
 
Detrás de su sonrisa, esta abogada formada en Harvard no olvidó la política al recordar los filmes en competición "que nos recuerdan que podemos superar todos los obstáculos si luchamos lo suficiente y encontramos el coraje de creer en nosotros".
 
También hizo una mención a favor del matrimonio homosexual, que defiende Barack Obama. Pero esta participación activa en la vida pública del país, una primicia para una primera dama, no es apreciada por todo el mundo.
 
En un diario local, el comentarista Richard Brody dijo que le parecía "completamente fuera de lugar", a pesar de declararse un "gran admirador" de Michelle Obama. Por otro lado, el periodista Bill O'Reilly denunció una operación de "propaganda" y la comentarista Jennifer Rubin denunció como una "intrusión" inoportuna.
 
Lo cierto es que Michelle Obama llama la atención hasta en Irán, donde la agencia de prensa Fars decidió retocar su vestido de la ceremonia de los Óscar para cubrir su escote y sus hombros.
Publicado el 26 Febrero 2013
Fuentes: AFP