Jueves, 24 de Abril de 2014 | Última actualización: 23:48

Buscar

NOTICIAS/Entretenimiento y Variedades

ALREDEDOR DE 100 DÓLARES CADA PRENDA

Narcocorridos imponen su ley en la moda californiana

Narcocorridos imponen su ley en la moda californiana
Antrax Clothing (Facebook.com)

Chamarras de vinilo con rifles y calaveras como adornos y camisetas con agujeros como los de un balazo son algunas de las prendas que vende una nueva marca de ropa californiana inspirada en los llamados "narcocorridos".


"Esta música es con la que crecí", dijo Steve Zúñiga, de 19 años, uno de los clientes de la empresa Antrax, que cuenta ya con tres tiendas en la zona de San Diego (sur de California) y exporta sus productos a México y Canadá.

 
Steve Zúñiga, seguidor del Movimiento Alterado, como se conoce a un grupo de cantantes de narcocorridos, viste una chamarra de vinilo que en el pecho tiene un logo de dos rifles M-16 cruzados con tres calaveras y la palabra Antrax.
 
Detrás de Antrax está Eleno Jr. Serna, de 25 años y oriundo de Tijuana (México), quien comenzó con el negocio a raíz del éxito que tuvo con unas prendas que diseñó para el grupo Fuerza de Tijuana con ocasión de un baile en San Diego.
 
A Serna se le ocurrió confeccionar unas camisas negras que tienen integrado un chaleco estilo militar con muchos bolsillos y un compartimento especial para guardar el arma.
 
Su línea de ropa incluye playeras con verdaderos orificios hechos con láser, que simulan balazos, más una calavera con tocado del medio oriente y letras en árabe portando un rifle AK-47, y su más famosa creación, la camiseta "El Padrino", que muestra un rostro de alto relieve y la leyenda "humilde, ranchero, millonario". En el fondo, dos calaveras y dos armas apuntándose una a la otra.
 
El perfil de "El Padrino" ha sido comparado con la fotografía pública de Ismael Mayo Zambada, uno de los narcotraficantes más poderosos, buscado por la Dirección Estadounidense Antidrogas (DEA), aunque Serna dice que no se inspiró en ningún narcotraficante en específico.
 
Las camisetas se venden a precios que van de los 30 a los 80 dólares y las chamarras en alrededor de 100 dólares, pero las verdaderas ganancias vienen de una línea llamada Milicia Antrax.
 
El mayor éxito de Milicia Antrax son las pecheras, una especie de chaleco táctico militar que tiene una serie de bolsillos y compartimentos para guardar objetos como radios de onda corta, armas y granadas, pero más estilizadas que las normales.
 
Tienen cortes ceñidos al cuerpo y aplicaciones de vinilo, piel, pedrería y estampados, la mayoría de ellos de armas, granadas, calaveras, flores y su propio logo.
 
Incluso tiene un modelo de chaleco con aplicaciones de tela a cuadros de la famosa marca inglesa Burberry que es parte de la colección de ropa dedicada a uno de los cantantes más emblemáticos del movimiento, Alfredo Ríos, apodado El Komander.
 
Los precios de estas pecheras van de 500 a 800 dólares, pero también se hacen diseños exclusivos y personalizados cuyo valor puede llegar a los 1.400 dólares.
 
Rafael Uribe Rodríguez, de 19 años, tiene una de estas pecheras Antrax que usa para ir a los bailes. La suya es negra con el logo de la marca y en un concierto logró que fuera firmada por Ríos.
 
"En mi casa todos oyen narcocorridos, mis papás, mis tíos, mis primitos", comentó señalando a su primo Álvaro Uribe, de 13 años.
 
Serna tiene ya ofertas para abrir franquicias de Antrax en El Paso (EE.UU.) y Culiacán (México).
 
La ropa se confecciona en una fábrica de Los Ángeles y de ahí se distribuye a las tres tiendas de San Diego (propiedad de Serna), dos tiendas de El Cajón y Sacramento, y en internet a través de antraxclothing.com, que envía a todo EE.UU. y el extranjero.
 
Al preguntarle sobre sus ganancias Serna se ríe nervioso y se rasca la cabeza.
 
"Más de lo que esperábamos la verdad, mucho más, todavía no cierro este primer año pero todo lo que tengo se ha vendido, acabo de mandar un pedido a Canadá", agrega.
Publicado el 19 Diciembre 2011
Fuentes: EFE