Miércoles, 16 de Abril de 2014 | Última actualización: 23:03

Buscar

NOTICIAS/Ciencia y Salud

TOMAN MEDIDAS

OIE alerta sobre amenazas a la salud mundial por enfermedades de animales

OIE alerta sobre amenazas a la salud mundial por enfermedades de animales
Archivo AFP

La Organización Mundial de la Sanidad Animal (OIE) alertó este martes sobre la amenaza que suponen para el ser humano las enfermedades de origen animal, responsables además de la pérdida del 20% de la producción mundial de leche, huevos y carne.


Bernard Vallat, director general de esta Organización, declaró desde su sede parisina que "el 60% de los microbios animales son transmisibles al ser humano"; de ahí la necesidad de reforzar los trabajos de la OIE, dedicada desde 1924 a garantizar la seguridad sanitaria del comercio mundial.

"Europa importa productos de países que no han adoptado sus normas. Si bien se ha insistido sobre la protección de las fronteras, puede que tengamos que hacer más, ya que los mecanismos de control en ocasiones no son suficientes", añadió Vallat.

Y alertó sobre la facilidad y rapidez de propagación de las enfermedades animales en el contexto de globalización, donde los virus viajan mediante las denominadas "5 T: Trade, Travel, Transport, Tourism and Terrorism" (Comercio, Viaje, Transporte, Turismo y Terrorismo, por sus términos en inglés), agravadas por el cambio climático y la acción humana sobre el entorno.

Este problema empeora debido a que, según apuntan los cálculos que maneja la OIE, en 2030 la demanda mundial de proteínas animales podría aumentar en más de un 50%, especialmente en los países emergentes, debido a un gran aumento de su población.

Esto se traducirá en una mayor producción animal, "inevitable" para la OIE, y en una consecuente necesidad de aumentar la vigilancia sobre la salud de esos animales para evitar catástrofes sanitarias humanas y medioambientales.

En 2012, la OIE se centró en adoptar normas relativas al ganado bovino, así como en conseguir un banco de vacunas para combatir la rabia y la fiebre aftosa en Asia o la peste de los pequeños rumiantes (similar a la peste bovina) en algunos países africanos con el apoyo de la Unión Europea y la Fundación de Bill Gates y su esposa.

También se dedicó a movilizar autoridades sanitarias para el control del nuevo virus Schmallenberg (SBV), detectado por primera vez en Alemania (Renania del Norte-Westfalia) a mediados de noviembre del año pasado y que produce malformaciones congénitas en corderos y terneros.

El año pasado, la OIE tuvo que hacer frente a un nuevo reconocimiento del estatus sanitario en relación con la peste equina, debido al aumento de las competiciones deportivas y a que "en la mayoría de países los caballos no están identificados", arguyó Vallat.
 

 

Publicado el 08 Enero 2013
Fuentes: EFE