Miércoles, 23 de Abril de 2014 | Última actualización: 18:36

Buscar

NOTICIAS/Deportes

“AHORA A AFRONTAR LA REALIDAD”

Palmeiras termina una temporada nefasta que concluye con su descenso a segunda división

Palmeiras termina una temporada nefasta que concluye con su descenso a segunda división
Hinchas del Palmeiras. Archivo AFP

Palmeiras volvió a tener una temporada terrible que desencadenó con un nuevo descenso a la segunda división brasileña, cerró una década funesta en la que solo consiguió tres títulos y ahora encara una nueva realidad con posible cambio de directiva.


En 30 de las 36 fechas disputadas en el Campeonato Brasileño-2012, el tradicional club paulista estuvo en la zona de descenso. Logró nueve victorias contra 20 derrotas, sumando 34 puntos, 42 por debajo del campeón Fluminense.
 

Obligado a ganar para seguir con vida, el domingo empató con Flamengo (1-1) y, desahuciado, esperó al resto de los resultados de la jornada para poner fin a la agonía: Sport venció a Botafogo por 2-0, Portuguesa empató 2-2 con Gremio y Bahía venció 1-0 a Ponte Preta.
 
En las tribunas, hinchas desconsolados agarrándose la cabeza, en el campo también. Después de terminado el partido, el entrenador Gilson Kleina se reunió con sus compañeros para darles alguna palabra de consuelo.
 
"Ahora a afrontar la realidad", expresó.
 
Y la realidad les obliga a repetir la historia de 2003, ganar el campeonato de la serie B del próximo año, y en paralelo, en una suerte de salvar el honor, ganar la Copa Libertadores-2013, a la que acuden por ser ganadores de la Copa de Brasil.
 
“Hay que pasar la página”
 
El Palmeiras ganó en 10 años tres títulos: el Brasileirao de segunda división de 2003 con el que volvió a la primera, el campeonato paulista de 2008 y la Copa de Brasil de este año. En el mismo período, sus archirrivales Corinthians, Santos y Sao Paulo tienen nueve, diez y seis títulos, respectivamente.
 
"Somos los culpables, no podemos pasarle la responsabilidad a nadie, ahora tenemos que pasar la página y pensar en 2013", indicó el atacante argentino Hernán Barcos, artillero del equipo con 14 goles.
 
El 11 de julio, Palmeiras levantó la Copa de Brasil y ya entonces había descuidado el Brasileirao, el torneo más importante del país, y se sumergía en la zona de descenso.
 
"La conquista de la Copa de Brasil trajo un relajamiento que quitó el foco del Campeonato Brasileño. El Palmeiras no cayó ahora al final, fallamos antes, perdimos el foco, después tuvimos lesiones y perdimos cuatro juegos importantes", explicó el presidente del club, Arnaldo Tirone al blog do Boleiro de Terra. Varios contratos vencen a finales de año y Tirone con el entrenador Kleina definirán quienes permanecen y quienes se irán.
 
"Tenemos a Barcos, Wesley, Henrique, a Bruno le fue bien esta temporada. Juninho fue muy útil en la Copa de Brasil. Vamos a renovar con Marcos Asunçao, creo que Correa continúa. El Palmeiras tiene cara de equipo, el propio Valdivia (sigue) si se recupera de las contusiones", siguió Tirone.
 
El contrato de Barcos se extiende hasta enero 2014 y según el dirigente "se queda", aunque "está abatido, molesto" porque "es un tipo al que le gusta ganar". "Es ídolo del Palmeiras por los goles que anotó (...) Barcos es extranjero y tal vez no sabe que el Palmeiras es un club que no va a dejar de ser grande", lanzó.
 
La continuidad del propio Tirone es una incógnita, pues en enero hay elecciones en el club. La prensa local critica los muchos errores "principalmente en aquello que era responsabilidad de la directiva", como publica Globo Esporte.
 
 
Publicado el 19 Noviembre 2012
Fuentes: AFP