Viernes, 18 de Abril de 2014 | Última actualización: 20:44

Buscar

NOTICIAS/Ambiente

MEDIDAS DE PREVENCIÓN

París propone reducir la velocidad de los coches para bajar la contaminación

París propone reducir la velocidad de los coches para bajar la contaminación
Archivo AFP

El alcalde de París, el socialista Bertrand Delanoë, propuso este lunes un paquete de medidas destinadas a reducir la contaminación procedente de los coches en la capital francesa, entre las que destaca una reducción de la velocidad máxima autorizada.


El alcalde propuso que la carretera de circunvalación que rodea París, una de las más concurridas, tenga una velocidad máxima de 70 kilómetros por hora, frente a los 80 actuales.

Además, Delanoë anunció que se incrementaran las zonas de velocidad limitada a 30 kilómetros por hora, en particular en lugares próximos a zonas escolares, deportivas o con actividad cultural.

Con esta medida, además de reducir la contaminación, el Ayuntamiento de París espera también limitar la polución sonora, explicó el alcalde. El Ayuntamiento estudia también medidas para prohibir a partir de 2014 el acceso a la capital de los vehículos más antiguos y, en consecuencia, más contaminantes.
 

Luz verde

 

La medida, de ser adoptada por el Estado, que tiene que dar su luz verde, afectaría a los coches de más de 17 años, los camiones de 18 y las motos de 10.

A cambio, Delanoë propondrá un plan de renovación del parque automovilístico a los habitantes de la capital, con subvenciones para la compra de un vehículo nuevo.

Sin embargo, el plan de Delanoë no recoge ninguna medida contra los vehículos diesel, más contaminantes que los de gasolina, como habían pedido las asociaciones ecologistas.

Otro de los puntos destacados del plan es el de prohibir el tráfico de camiones en la circunvalación de la ciudad y convertir en autopistas de peaje algunas de las autovías que rodean la capital, para animar a los ciudadanos a tomar los transportes colectivos.

El plan de Delanoë ha recibido duras críticas de la oposición conservadora, que lo ha tachado de "poco eficaz" y de "insolidario", ya que obligará a los que tienen menos recursos a cambiar de vehículo.

Las asociaciones ecologistas, por su parte, lo consideran insuficiente para la situación que vive París. La capital francesa tiene una tasa de dióxido de azufre dos veces superior a las normas, lo que le puede valer una sanción de las autoridades europeas.

Según los datos del Ayuntamiento, 43.000 personas mueren al año en Francia por causas directamente ligadas a la contaminación atmosférica.

El concejal de Transportes de París, Julien Bargeton, aseguró que cada parisiense pierde seis meses de vida de media por culpa de la polución.

 

 

 

 

Publicado el 12 Noviembre 2012
Fuentes: EFE