Miércoles, 23 de Abril de 2014 | Última actualización: 22:59

Buscar

NOTICIAS/Política

AFICIONADO AL TIRO DEPORTIVO

Presidente filipino, Benigno Aquino, podrá llevar armas durante la campaña electoral

Presidente filipino, Benigno Aquino, podrá llevar armas durante la campaña electoral
Presidente filipino, Benigno S. Aquino. Archivo EFE

El presidente filipino, Benigno Aquino, podrá llevar armas durante la campaña electoral, al estar exento de la prohibición que entró en vigor la noche del sábado por orden de la Comisión Electoral, informa la prensa local.


La comisión impuso una prohibición para llevar armas con licencia hasta la celebración el próximo mayo de las elecciones locales y parlamentarias con el objetivo de evitar la escala de violencia que suscita este tipo de comicios en Filipinas.

 
Sin embargo, Emil Maranon, oficial del organismo electoral, indicó que la medida no afecta al presidente, un aficionado al tiro deportivo y defensor del derecho de los ciudadanos a portar armas con licencia, según una canal de televisión.
 
"Hemos excluido (de la prohibición) a miembros de las Fuerzas Armadas de Filipinas y, debido que el presidente es el comandante en jefe de las fuerzas, también le atañe a él", explicó Maranon.
 
El debate sobre el derecho a llevar armas se ha reavivado después de los episodios ocurridos desde la celebración del año nuevo en los que han muerto al menos 24 personas, incluida una niña de 7 años que murió a causa de un disparo durante una riña en una fiesta.
 
Otras diez personas fallecieron en un tiroteo ocurrido el 4 de enero en Cavite, cerca de Manila, y otras 13 murieron dos días más tarde en un enfrentamiento con la policía en la capital.
 
Según el presidente, la prohibición de armas con licencia no disminuirá la violencia y, en cualquier caso, el crimen disminuyó en 2012 con respecto al año anterior.
 
Controles necesario para localizar armas ilegales
 
Aquino argumentó que una prohibición total de armas no impedirá las actividades delictivas de los secuestradores, asesinos o los terroristas, aunque reconoció que son necesarios controles más estrictos para localizar las armas ilegales.
 
"Estamos buscando soluciones estratégicas, racionales y efectivas. Todas las opiniones son bienvenidas en la discusión nacional (sobre derecho de armas) que está teniendo lugar este domingo", declaró el jefe del Estado.
 
Los defensores del derecho a llevar armas alegan que, además de los grupos criminales, algunas zonas del archipiélago filipino están sometidas a la violencia producida por grupos guerrilleros comunistas, musulmanes y Abu Sayyaf, relacionado con Al Qaeda.
 
Según la Policía, hay 25.065 armas con licencia en el país y 552.328 sin licencia, además de 60 ejércitos privados empleados por clanes políticos poderosos o empresarios. 
 
Publicado el 13 Enero 2013
Fuentes: EFE