Jueves, 24 de Abril de 2014 | Última actualización: 12:59

Buscar

NOTICIAS/América Latina

INAUGURARON SU GESTIÓN DEL 2013

Tribunal Supremo reivindica compromiso con el socialismo tras fallo sobre investidura de Chávez

Tribunal Supremo reivindica compromiso con el socialismo tras fallo sobre investidura de Chávez
Luisa Estella Morales, presidenta del TSJ. AFP

El Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ) expresó este lunes su compromiso con la construcción del socialismo y la defensa de la independencia, en su primer acto tras avalar el aplazamiento de la investidura del presidente Hugo Chávez, el pasado 10 de enero, y la continuidad de su Gobierno.


Al inaugurar la gestión 2013, la presidenta del TSJ, Luisa Estella Morales, destacó en presencia del vicepresidente del país, Nicolás Maduro, los logros de ese poder y, a renglón seguido, citó entre sus retos la armonización de sus objetivos con el plan patrio y con la democracia ejercida por el pueblo.

 
"Como Poder Judicial asumimos continuar construyendo un Estado democrático social, de derecho y de justicia, el socialismo bolivariano del siglo XXI en Venezuela para asegurar la mayor suma de seguridad social, mayor suma de estabilidad política y la mayor suma de felicidad para nuestro pueblo", afirmó la magistrada.
 
En un discurso en el que intercaló logros como las 7.348 decisiones de las salas de ese tribunal y la "notable disminución en los tiempos de respuesta", Morales apuntó que el país ha logrado su independencia política fundamentada en la dignidad y la conciencia de un pueblo que ha superado "la hegemonía neocolonial".
 
Defendió, además, que la institucionalidad "no puede dejar de tener definición conceptual", que en el caso venezolano atribuyó a la Asamblea Constituyente que redactó la Constitución de 1999 e indicó que es el pueblo el que "ejerce la democracia y la redimensiona".
 
"No podemos evitar referirnos al momento histórico que vive la patria, no pensamos que sea en verdad una coyuntura en la historia que comenzó hace 14 años bajo la égida de la V República (como se le conoce en el país al Gobierno que Chávez inició en 1999), más bien pensamos que es un hito importante en la historia", afirmó Morales.
 
Opinó que se trata de un "momento relevante" que permite demostrar que el país avanza "hacia la independencia con un pueblo en la calle exigiendo respeto a su voluntad".
 
Opositores aseguran complicidad entre el TSJ y el chavismo 
 
Morales leyó el pasado 9 de enero la sentencia del TSJ en el que avaló postergar la juramentación de Chávez, prevista para el día siguiente, mientras se repone de una "compleja" operación que le fue practicada en Cuba el 11 de diciembre pasado, así como la continuidad del Ejecutivo que Maduro encabeza con algunas funciones presidenciales.
 
Esa tesis ya había sido expuesta por el chavismo, que defendía la continuidad de la gestión de Chávez por tratarse de un presidente, en el poder desde 1999, "ratificado" tras un referéndum revocatorio en 2004 y "reelecto" en los comicios del pasado 7 de octubre.
 
Sin embargo, expertos y sectores de oposición han cuestionado la sentencia, al advertir que en el país hay una falta temporal del jefe de Estado y que debería asumir en su lugar el titular de la Asamblea Nacional (Parlamento), Diosdado Cabello, durante 90 días prorrogables.
 
El dirigente del partido opositor Voluntad Popular Carlos Vecchio consideró este lunes  que el TSJ dictó una sentencia "a favor de quienes gobiernan sin votos, para dejarlos allí por tiempo indefinido" y lo acusó de generar "más incertidumbre" con su interpretación del artículo 231 de la Constitución sobre el mecanismo de asunción.
 
"La presencia de Nicolás Maduro hoy en el TSJ es para darle gracias por los favores recibidos", agregó Vecchio, quien calificó al Supremo de "cómplice" con problemas como la inseguridad que atribuyó a la impunidad.
 
A diferencia que Chávez el año pasado, Maduro, quien ha insistido que no está ejerciendo la Presidencia sino la Vicepresidencia, no habló en el acto de este lunes.
 
Sí lo hizo en los últimos días, informando sobre la situación del gobernante y afirmando ayer que Chávez, de 58 años, está saliendo del postoperatorio, para entrar "en una nueva fase de tratamientos".
 
Maduro no descartó que "más temprano que tarde" esté en Venezuela, de donde salió el pasado 10 de diciembre.
 
Precisamente este lunes, el canciller venezolano, Elías Jaua, viajó a La Habana para "consultar" con Chávez temas de política exterior, mientras que el yerno del mandatario y ministro de Ciencia y Tecnología, Jorge Arreaza, regresó al país y encabezó un acto junto al hermano del presidente y gobernador Adán Chávez. 
 
 
 
 
 
Publicado el 21 Enero 2013
Fuentes: EFE