Sábado, 19 de Abril de 2014 | Última actualización: 22:37

Buscar

NOTICIAS/Economía

CONFIANZA DE LOS INVERSORES EXTRANJEROS

Troika inicia la novena revisión del rescate económico de Irlanda

Troika inicia la novena revisión del rescate económico de Irlanda
Bandera de Irlanda. Autor: Thpohl. Wikimedia Commons

La tríada formada por la Comisión Europea , el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional inicia este martes en Dublín una nueva revisión de las medidas adoptadas durante el pasado trimestre por el Gobierno irlandés para cumplir con las condiciones de su rescate económico.


Este será el noveno examen que efectúa la troika desde que Irlanda solicitó en noviembre de 2010 un programa de ayuda a la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), cuantificado en 85.000 millones de euros.


Desde entonces, los inspectores han certificado en cada revisión la buena marcha del rescate y el pasado octubre dieron luz verde al plan de ajuste para 2013, con el que Dublín espera ahorrar 3.500 millones de euros para alcanzar el objetivo de déficit público del 7,5% del PIB este año, después de cerrar 2012 en el 8,2%, cuatro décimas por debajo del techo fijado por la UE y el FMI.

El análisis de la actuación del Gobierno entre los meses de noviembre y enero coincide con la recta final del rescate a este país, que el pasado año regresó con éxito a los mercados de deuda en busca de fuentes de financiación independientes y prevé abandonar su programa de ayuda a final de 2013 si se mantiene la confianza de los inversores extranjeros.

Se espera, no obstante, que la tríada continuará pidiendo a los dirigentes irlandeses que mantengan el alto ritmo de reformas mostrado durante los últimos años para lograr reducir el déficit público hasta el 3% del PIB en 2015.

En concreto, los inspectores quieren que Irlanda siga aplicando medidas de austeridad y acometiendo reformas en áreas clave, como la sanidad o el sistema de bienestar social.

Aunque Dublín ha reducido significativamente el tamaño del sector público, Bruselas y Washington consideran que esos salarios son todavía muy altos, las prestaciones sociales son demasiado generosas y el impuesto sobre la renta debe subirse.

 

 

Publicado el 29 Enero 2013
Fuentes: EFE