NTN24

Venezuela
"Hemos tenido que cruzar las trochas": Albergues venezolanos luchan por subsistir en pandemia

NTN24

"Hemos tenido que cruzar las trochas": Albergues venezolanos luchan por subsistir en pandemia

Las madres cristianas han arriesgado sus propias vidas para sostener su labor durante la pandemia, que ya ha cobrado más de 300 vidas y cerca de 36.000 personas han sido contagiadas

20 Ago 2020 15:03Por: Ntn24.com

La pandemia de coronavirus ha afectado fuertemente a las casas hogares que albergan a personas de tercera edad. Mayormente lideradas por organizaciones religiosas, algunas se han visto en la necesidad, incluso, de cruzar los pasos fronterizos ilegales a Colombia en busca de recursos básicos.

"Durante la pandemia, dos hermanas se atrevieron a cruzar al Puerto Santander en Canoa, por trochas", dijo la madre Carmen, encargada de la Casa Hogar San José, ubicada en el municipio Sucre de Caracas.

Las madres atienden a 150 personas de la tercera edad cuyas necesidades son básicas: agua potable, medicamentos y alimentos. Sin embargo, esos recursos básicos escasean con frecuencia, por lo que las hermanas se ven en la obligación de buscarlos por sus propios métodos.

La crisis económica derivada de las políticas chavistas, agudizada en tiempos de pandemia, ha afectado fuertemente las labores de la Casa Hogar San José. Y ahora se le suma la escasez de gasolina.

LEA TAMBIÉN: Declaración conjunta de 31 países pide elecciones libres en Venezuela

"Nos toca salir varias personas para no gastar tanta gasolina, y todo es en la mañana porque durante la tarde todo está cerrado", comentó la madre Carmen.

Por su parte, las personas que se albergan en la Casa Hogar San José comentan que la deficiencia de servicios públicos como el agua corriente también son un problema recurrente.

"Nos bañamos, con poquita agua, pero nos bañamos", dijo uno de ellos. La madre Carmen explica que a través de algunos contactos han podido abastecerse con camiones cisterna, que tienen que pagar a un precio de $ 60 por carga, y deben aplicar medidas para racionar el suministro.

Las madres cristianas han arriesgado sus propias vidas para sostener su labor durante la pandemia, que ya ha cobrado más de 300 vidas y cerca de 36.000 personas han sido contagiadas según cifras oficiales.

Redacción NTN24 / Tomás Lugo

Te puede interesar