NTN24

Ciencia y Tecnología

Energía renovable / Foto Cortesía

Alemania y Noruega inauguran cable bajo el mar para energía más ecológica

La hidroeléctrica noruega y la energía eólica alemana se complementarán de manera perfecta en este sistema, la capacidad de la línea puede ser suficiente para unos 3,6 millones de hogares

27 May 2021 7:31Por: Ntn24.com

Alemania y Noruega inauguran este jueves un cable submarino que conecta sus redes eléctricas para reforzar la alimentación de los dos países en electricidad "verde" y organizar la transición energética a escala europea.

El mar del Norte separa al municipio alemán de  Wilster, cerca de la desembocadura del Elba, de la localidad de Tonstad, al sur de Noruega.

LEA TAMBIÉN: Xiaomi fuera de la lista negra del Pentágono

Entre ambas orillas transcurre Nordlink, uno de los cables eléctricos submarinos más largos del mundo, que representa una promesa de energía menos contaminante para la primera potencia económica europea.

La línea de 623 kilómetros, de los cuales 516 bajo el mar, entró en servicio en abril pero es objeto de una ceremonia telemática de inauguración este jueves, con la canciller Angela Merkel y la primera ministra noruega Erna Solberg.

El proyecto "es un paso importante para el giro energético alemán y la integración del sistema eléctrico europeo" dice a la AFP Thorsten Lenck, del centro de reflexión Agora Energiewende, que estudia la transición energética alemana.

Las energías renovables representaron por primera vez la mitad de la producción de electricidad en Alemania en 2020, contra 25% hace menos de diez años, según el instituto de investigación Fraunhofer.

Pero el país aún está lejos de alcanzar la neutralidad climática, que se ha fijado para  2045. Su economía, que consume mucha energía, deberá compensar el cierre de las últimas centrales nucleares del país en 2022, y la salida del carbón antes de 2038.

Conocido como el "cable verde", Nordlink permite intercambiar energía eólica o solar producida en Alemania por la energía hidroeléctrica producida en Noruega.

Este procedimiento permite compensar las fluctuaciones de la oferta de energías renovables, dependientes del viento, del sol o de la lluvia, sin necesidad de recurrir a la energía fósil o nuclear.

La interconexión entre Noruega y Alemania contribuye a garantizar el suministro: cuando no sopla bastante viento o no hay sol, la electricidad procedente de las centrales hidroeléctricas noruegas podrá ser llevada hacia la central de conversión instalada en Wilster, en el Schleswig-Holstein.

NordLink funciona a doble sentido, con lo que la energía eólica alemana es enviada a Noruega, donde puede ser almacenada o utilizada.

INFORMACIÓN AFP

Te puede interesar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.