NTN24

Ciencia y Tecnología
La UE busca el camino para superar el bloqueo holandés a su recuperación

Foto: AFP

La UE busca el camino para superar el bloqueo holandés a su recuperación

Las nuevas propuestas del jefe del Consejo Europeo, Charles Michel, buscan convencer a los países llamados "frugales" --Países Bajos, Austria, Dinamarca y Suecia--, que defienden un mayor rigor fiscal y que el viernes dejaron claras sus exigencias

18 Jul 2020 10:30Por: Ntn24.com

Los líderes europeos analizaban este sábado nuevas propuestas, como un "superfreno de emergencia", en su plan para superar la recesión causada por el coronavirus, que la víspera chocó con las exigencias holandesas para controlar las ayudas.

Las nuevas propuestas del jefe del Consejo Europeo, Charles Michel, buscan convencer a los países llamados "frugales" --Países Bajos, Austria, Dinamarca y Suecia--, que defienden un mayor rigor fiscal y que el viernes dejaron claras sus exigencias.

DE INTERÉS: El G20 se reúne de manera virtual para abordar la reactivación económica en plena pandemia

Las diferencias son sobre el monto total del plan de 750.000 millones de euros (840.000 millones de dólares) basado en la emisión de deuda común, su reparto entre subvenciones (medio billón) y préstamos (250.000 millones) y las condiciones de acceso.

Aunque los "frugales" no logran reducir la cuantía total, sí lograrían en la propuesta, que consultó la AFP, un reequilibrio: las ayudas perderían 50.000 millones de euros en beneficio de los préstamos. Pero, según varias fuentes, "todavía no es suficiente".

Para tranquilizar a los países del sur como España e Italia, más castigados por la pandemia, el nuevo plan propone reforzar las subvenciones destinadas a superar la crisis, hasta los 325.000 millones, reduciendo la partida consagrada a programas europeos.

España, según fuentes de su delegación, ve "positiva" la propuesta porque mantiene el volumen total del fondo y refuerza el instrumento para la recuperación, pero reconoce que "la gobernanza [del fondo] sigue siendo un obstáculo".

El primer día de negociación terminó al filo de la medianoche sin acuerdo, sobre todo por las exigencias sobre el control del fondo del primer ministro holandés, Mark Rutte, que reclama de los beneficiarios "reformas" como en el mercado laboral y pensiones.

- "Superfreno de emergencia" -
El holandés, que enfrenta en 2021 elecciones legislativas en su país donde la extrema derecha gana terreno, retoma la retórica de que los endeudados países del sur no hicieron las reformas necesarias para enfrentar una crisis.

Para presionar a estos países como España e Italia, los principales receptores del fondo, Rutte reclamaba que el desbloqueo del dinero se hiciera por unanimidad de los 27, trayendo de vuelta el fantasma de las duras reformas de la pasada crisis de la deuda.

El plan inicial de Michel preveía que los países que quieran la ayuda deben presentar un plan de recuperación que tenga en cuenta las recomendaciones anuales de la Comisión y la transición ecológica y digital. Los 27 deberían aprobar por mayoría el desembolso.

El ex primer ministro belga propone ahora además un "superfreno de emergencia" que los países podrán activar si dudan sobre el uso de los fondos por sus socios. El asunto pasaría entonces a debate "sin demora" de los líderes o sus ministros de Finanzas.

"Es un grave error porque abre la puerta a un montón de 'quid pro quo' entre los Estados sobre diferentes temas", según la analista del European Policy Centre, Marta Pilati, para quien, en la práctica, esto concede un "poder de veto" a cada país.

Las propuestas sobre gobernanza "van en la buena dirección", estimó un diplomático holandés a la AFP, para quien las "próximas 24 horas" serán cruciales para saber el resultado de la cumbre. En caso de fracaso, no se descarta otra en julio. 

- "Sin discriminación" -
Tras una ronda de hora y media a 27 para presentar la nueva propuesta, el jefe del Consejo inició las negociaciones por grupos, para lo que reunió a los líderes "frugales" y Finlandia, junto a Francia y Alemania, así como Italia, España, Portugal y Grecia.

La cumbre es la primera presencial desde que el virus golpeó con fuerza Europa, donde la COVID-19 se cobró más de 200.000 vidas y, a nivel económico, podría provocar una contracción del 8,3% del PIB de la Unión Europea (UE), según Bruselas.

El debate sobre el fondo se suma al del Marco Financiero Plurianual (MFP) 2021-2027, el primer presupuesto de la UE sin el Reino Unido, que en febrero se saldó con un fracaso, en parte por las exigencias de los "frugales" de un volumen menor.

En su nuevo plan, Michel reduce ligeramente su propuesta de 1,074 billones de euros y aumenta las rebajas en las contribuciones de las que se benefician Austria, Dinamarca y Suecia. La reducción propuesta para Países Bajos y Alemania se quedarían sin cambios.

La cuestión de los "cheques", que una veintena de países querrían ver desaparecer, también forma parte de la ecuación de la solución final. "Las rebajas serán menores" si la cuantía del fondo de recuperación "se reduce", advirtió una fuente diplomática.

Otros de los escollos pendientes de resolver es el reclamo de Polonia y de Hungría de no vincular el desbloqueo de fondos al respeto del Estado de derecho en cada país. El nuevo plan precisa que el examen de la situación debería ser "objetivo y sin discriminación".

Te puede interesar