NTN24

Asia
FOTO: AFP

Foto: AFP

Miles de palestinos rindieron homenaje a la periodista asesinada de Al Jazeera

Al Jazeera, la Autoridad Palestina y los países árabes en la ONU acusaron al ejército israelí de la muerte. 

12 May 2022 11:20Por: Ntn24.com

Miles de palestinos rindieron homenaje el jueves a la conocida periodista Shireen Abu Akleh, fallecida al recibir un disparo en la cabeza durante una operación militar israelí en Cisjordania, en medio de condenas internacionales y la petición de Estados Unidos de una investigación "transparente".

Varios líderes palestinos, diplomáticos extranjeros y una multitud participaron en la ceremonia oficial en Ramala, donde está la sede de la Autoridad Palestina en Cisjordania y donde fue trasladado su féretro cubierto con una bandera palestina. 

La Autoridad Palestina, liderada por Mahmud Abas, rechazó los llamados de Israel a realizar una investigación conjunta sobre la muerte de la periodista de la cadena Al Jazeera, ocurrida en la localidad de Yenín, en Cisjordania, un territorio palestino ocupado por Israel desde 1967. 

Al Jazeera, la Autoridad Palestina y los países árabes en la ONU acusaron al ejército israelí de la muerte. 

De interés: UE exige investigación independiente por muerte de periodista de Al Jazeera en Cisjordania

La periodista murió en el campo de refugiados de Yenín, bastión de las facciones armadas palestinas en el norte de Cisjordania, de donde proceden los autores de los recientes atentados en Israel. 

El ejército había lanzado una operación para detener a varios palestinos buscados. 

En un primer momento, Israel sugirió que la periodista había muerto "probablemente" a causa de los disparos de combatientes palestinos, según dijo el primer ministro Naftali Bennett. 

Horas más tarde, su ministro de Defensa, Benny Gantz, dijo que el ejército "no estaba seguro de la manera en que había sido asesinada". Las autoridades israelíes no descartan que la bala fuera lanzada por sus propios soldados. 

"Consideramos a las autoridades israelíes de ocupación como totalmente responsables de su muerte", declaró Abas durante la ceremonia, explicando que se niega a una investigación conjunta ya que "las autoridades israelíes cometieron el crimen" y no les tienen confianza. 

La periodista, una palestina-estadounidense, cristiana y de 51 años, llevaba un chaleco antibalas con el rótulo "Prensa" y un casco. 

- "Hermana de todos los palestinos" -

La noticia de su muerte causó conmoción en los Territorios Palestinos y en el mundo árabe --donde sus reportajes eran muy seguidos desde hace más de dos décadas--, en Europa y en Estados Unidos.

Grupos de personas siguieron acudiendo al lugar de su muerte para depositar flores y varias manifestaciones espontáneas surgieron en varios puntos de los Territorios Palestinos. 

Shireen "era la hermana de todos los palestinos", dijo su hermano Antun Abu Akleh a la AFP el miércoles, con la voz temblorosa. "Lo que ocurrió no puede ser silenciado", añadió.

El funeral se celebrará el viernes en una iglesia de Jerusalén, la ciudad donde creció. 

Al Jazeera acusó a las fuerzas israelíes de matar "deliberadamente" y a "sangre fría" a su reportera más conocida. 

- "Todos los indicios" -

El ministro de Defensa de Israel, Benny Gantz, afirmó que se necesitan las "pruebas forenses" de los palestinos, incluida la bala que mató a la reportera, para llevar a cabo una investigación "completa". 

El Cogat, la unidad del ministerio de Defensa israelí que supervisa las actividades civiles en los territorios palestinos, pidió a los palestinos "la bala encontrada en el cuerpo de Shireen Abu Akleh para que la división de investigación criminal de la policía militar pueda llevar a cabo una investigación forense para rastrear el origen de los disparos", dijo una fuente de seguridad israelí a AFP. 

Según el forense palestino Rayyan Ali, que pudo examinar el cadáver, la periodista fue asesinada por una bala que la alcanzó "a gran velocidad" en la cabeza.

El encargado de Asuntos Civiles de la Autoridad Palestina Husein al Sheij señaló que "todos los indicios, las pruebas y los testimonios confirman su asesinato por las unidades de las fuerzas especiales israelíes". 

"Israel ha pedido una investigación conjunta y que entreguemos la bala que mató a la periodista pero nos negamos. La investigación debe ser completamente independiente", dijo Al Sheikh.

Israel también ofreció a los responsables palestinos y estadounidenses "estar presente" durante el examen de la bala, e identificar si es posible el arma de la que procede, añadió la fuente. 

Durante una visita en Teherán el jueves, el emir de Catar Tamim ben Hamas Al Thani acusó a Israel de haber asesinado la periodista. "Los perpetradores de este crimen atroz deben rendir cuentas", dijo.

Por otro lado, Israel aprobó el jueves un plan para construir 4.427 viviendas en colonias judías en Cisjordania ocupada, denunció la oenegé israelí Paz Ahora. El derecho internacional considera ilegal la colonización israelí. 

Redacción NTN24 / Información AFP

Te puede interesar