NTN24

Estados Unidos
imagen referencial

Foto: AFP

Corte Suprema de EE. UU. bloquea mandato de vacunación de Biden para las grandes empresas

Al mismo tiempo, el máximo tribunal del país permitió un mandato de vacunación para los trabajadores de la salud en los centros que reciben fondos federales.

14 Ene 2022 8:24Por: Ntn24.com

El Tribunal Supremo de EE.UU. asestó un golpe al presidente Joe Biden el jueves, bloqueando su mandato de vacunación o prueba de Covid para los empleados de las grandes empresas.

Al mismo tiempo, el máximo tribunal del país permitió un mandato de vacunación para los trabajadores de la salud en los centros que reciben fondos federales.

Biden dijo que estaba "decepcionado" por la decisión del tribunal de nueve miembros que anuló su mandato para que las empresas con 100 empleados o más vacunen o hagan pruebas de Covid-19 a sus trabajadores.

"Me decepciona que el Tribunal Supremo haya optado por bloquear unos requisitos de sentido común para salvar la vida de los empleados de las grandes empresas que se basaban directamente en la ciencia y en la ley", dijo Biden en un comunicado.

El presidente acogió con satisfacción el requisito de que los trabajadores de la salud se vacunen, diciendo que afectará a unos 10 millones de personas que trabajan en instalaciones que reciben fondos federales y que "salvará vidas".

De interés: "A pesar de estar vacunados, ómicron infectará prácticamente a todos": Anthony Fauci

Tras meses de llamamientos públicos a los estadounidenses para que se vacunen contra el Covid, que ha matado a más de 845.000 personas en Estados Unidos, Biden anunció en septiembre que iba a hacer obligatoria la vacunación en las grandes empresas privadas.

Los empleados no vacunados tendrían que presentar pruebas semanales negativas y llevar mascarillas en el trabajo.

La Administración de Seguridad y Salud en el Trabajo (OSHA), una agencia federal, dio a las empresas un plazo hasta el 9 de febrero para cumplir la normativa o enfrentarse a la posibilidad de multas.

Pero los seis jueces conservadores del Tribunal Supremo dictaminaron que el mandato representaría una "importante intromisión en la vida -y la salud- de un gran número de empleados".

"Aunque el Congreso ha dado indiscutiblemente a la OSHA el poder de regular los peligros laborales, no ha dado a esa agencia el poder de regular la salud pública más ampliamente", dijeron.

"Exigir la vacunación de 84 millones de estadounidenses, seleccionados simplemente porque trabajan para empleadores con más de 100 empleados, ciertamente entra en esta última categoría", añadieron.

Los tres jueces liberales disintieron, diciendo que el fallo "obstaculiza la capacidad del gobierno federal para contrarrestar la amenaza sin precedentes que el Covid-19 representa para los trabajadores de nuestra nación."

- No hacer daño

El mandato de vacunación para los trabajadores de la salud en los centros que reciben fondos federales fue aprobado en una votación de 5-4, con dos conservadores -el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, y el juez Brett Kavanaugh- uniéndose a los liberales.

"Garantizar que los proveedores tomen medidas para evitar transmitir un virus peligroso a sus pacientes es consistente con el principio fundamental de la profesión médica: primero, no hacer daño", dijeron en la opinión mayoritaria.

La vacunación se ha convertido en un tema políticamente polarizante en Estados Unidos, donde aproximadamente el 63% de la población está totalmente vacunada.

Una coalición de 26 asociaciones empresariales ha presentado una demanda contra la normativa de la OSHA y varios estados liderados por los republicanos han impugnado el mandato para los trabajadores sanitarios.

Nancy Pelosi, la principal demócrata de la Cámara de Representantes, calificó la decisión del Tribunal Supremo de "alarmante" y criticó a los republicanos por seguir "atacando las vacunas que salvan vidas."

Sin embargo, el senador republicano de Florida, Rick Scott, dijo que el fallo del tribunal "envía un mensaje claro: Biden no es un rey y no se tolerarán sus groseras extralimitaciones del poder federal". 

"Tuve COVID y me vacuné, pero NUNCA apoyaré un mandato de vacunación que intimida a los estadounidenses trabajadores y mata los empleos", dijo Scott.

El expresidente Donald Trump celebró el fallo de las empresas.

"El Tribunal Supremo ha hablado, confirmando lo que todos sabíamos: los desastrosos mandatos de Biden son inconstitucionales", dijo Trump en un comunicado. "Estamos orgullosos del Tribunal Supremo por no dar marcha atrás. No a los mandatos!"

En su declaración, Biden dijo que ahora corresponde a los estados y a los empleadores individuales determinar si deben exigir a los empleados "dar el paso simple y efectivo de vacunarse."

Dijo que el fallo del Tribunal Supremo "no me impide usar mi voz como presidente para abogar por que los empleadores hagan lo correcto para proteger la salud y la economía de los estadounidenses."

"Tenemos que seguir trabajando juntos si queremos salvar vidas, mantener a la gente trabajando y dejar atrás esta pandemia", dijo.  

Redacción NTN24 / Información AFP

Te puede interesar