NTN24

Europa

FOTO: AFP

Dos curas comparecerán ante la justicia del Vaticano por presunto abuso sexual a un menor

La justicia vaticana había decidido en 2017 abrir el juicio tras la publicación del libro "Pecado original" en el que denuncia los abusos cometidos en ese seminario entre 2011-2012

13 Oct 2020 9:47Por: Ntn24.com

Dos sacerdotes italianos deberán comparecer ante la justicia del Vaticano este miércoles tra haber sido señalados de abusar sexualmente de un menor en una residencia de la Ciudad del Vaticano, anunció el portavoz de la Santa Sede. 

El tribunal del Estado Vaticano juzgará al padre Gabriele Martinelli, acusado de abuso sexual de un menor cuando era un joven seminarista, que residía en el "Pre-seminario San Pío X", localizado dentro del Vaticano, no muy lejos de la residencia actual del papa Francisco. 

El padre Martinelli, que tenía entonces 21 años, se ordenó sacerdote en 2017. 

El otro sacerdote, Enrico Radice, era rector del alojamiento en el momento de los hechos y es acusado de complicidad por haber protegido al seminarista. 

Los estudiantes alojados en ese internado eran niños y adolescentes que estudiaban en un colegio privado del centro de Roma y que participaban como monaguillos en las misas celebradas en la basílica de San Pedro. 

DE INTERÉS: ¡Alerta de covid-19 en el Vaticano! Cuatro guardias suizos arrojaron positivo este fin de semana 

Algunos de ellos decidieron convertirse en sacerdotes y estudiaron en el seminario. 

La justicia vaticana había decidido en 2017 abrir el juicio tras la publicación del libro "Pecado original" del periodista italiano Gianluigi Nuzzi en el que denuncia los abusos cometidos en ese seminario entre 2011-2012.

Entre los testimonios figuran el del polaco Kamil Tadeusz Jarzembowksi, quien contó que acudía regularmente a la habitación del seminarista para tener relaciones sexuales porque "se sentía obligado a ceder a sus demandas" y que no se trataba de una relación amorosa.

"No les reprocho a esos sacerdotes ser homosexuales", declaró el polaco, que confesó ser gay. 

"Todo esto es una gran hipocresía: durante el día, esta gente es homofóbica, por la noche se vuelven locos en las discotecas gay", comentó. 

Poco después de la publicación del libro, la víctima contó en un programa de televisión que había sido abusado sexualmente durante su primer año en el pre-seminario, a la edad de 13 años. 

El joven aseguró que inclusive le hicieron propuestas inapropiadas dentro de la basílica de San Pedro durante las misas.
 

Te puede interesar