NTN24

Europa

FOTO: AFP

Francia permitirá a las solteras y parejas lesbianas acceder a la procreación asistida

Las parejas de lesbianas y las mujeres solteras que quieren tener hijos tienen que viajar al extranjero para someterse a la FIV con semen de donante.

29 Jun 2021 12:43Por: Ntn24.com

Los defensores de los derechos de los homosexuales en Francia celebraron el martes un hito en la lucha por la igualdad de derechos, después de que el Parlamento finalizara la aprobación de un proyecto de ley que permite a las parejas de lesbianas y a las mujeres solteras acceder por primera vez a un tratamiento de fertilidad.

Según la legislación francesa actual, sólo las parejas heterosexuales tienen derecho a acceder a métodos de procreación médicamente asistida, como la fecundación in vitro (FIV). 

Las parejas de lesbianas y las mujeres solteras que quieren tener hijos tienen que viajar al extranjero para someterse a la FIV con semen de donante.

Esto va a cambiar con el proyecto de ley impulsado por el gobierno del presidente Emmanuel Macron, que ha sido votado definitivamente en la Asamblea Nacional tras dos años de protestas y 500 horas de debate.

DE INTERÉS: España planea autorizar la autodeterminación de género desde los 16 años

El proyecto de ley, respaldado por 326 diputados, 115 en contra y 42 abstenciones, pone a Francia en línea con una docena de países europeos, entre ellos Bélgica, Holanda, Suecia y España, que no discriminan entre parejas heterosexuales y del mismo sexo, o entre parejas y mujeres solteras, en lo que respecta a los derechos reproductivos.

La asociación Inter-LGBT se congratuló del cambio, que calificó de "parto con fórceps" tras años de retraso por parte de los sucesivos gobiernos y de nuevos retrasos provocados por la pandemia de coronavirus.

Un portavoz de la asociación de familias homosexuales francesas, Fabien Joly, ha advertido que la demanda es tan fuerte que podría provocar escasez en los bancos de esperma.

El gobierno ha prometido intentar recuperar el tiempo perdido, diciendo que las mujeres podrán empezar el tratamiento en otoño con vistas a quedarse embarazadas a finales de 2021.

"Es un buen día para nuestro país", declaró el ministro de Sanidad, Olivier Veran, a la radio pública francesa antes de la votación.


Mientras hacía campaña para la presidencia en 2017, Macron dijo que estaba a favor de extender el tratamiento de fertilidad a las mujeres lesbianas y solteras.

Pero una vez elegido, el líder centrista pospuso repetidamente el cambio de la ley, consciente de las protestas masivas desencadenadas por un proyecto de ley de matrimonio gay en 2013 que pilló desprevenido al gobierno de su predecesor, François Hollande. 

Sin embargo, esta vez la opinión pública respalda la medida, que convertirá a Francia en el undécimo país de los 27 miembros de la UE en permitir la procreación médicamente asistida tanto a las parejas de lesbianas como a las mujeres solteras.

Un reciente sondeo de Ifop reveló que el 67% de los franceses apoyaba la medida.

Las convocatorias de protesta del movimiento anti-matrimonio gay, mayoritariamente católico, sólo obtuvieron una tibia respuesta.

En virtud de la ley propuesta, que fue ratificada por primera vez por la Asamblea Nacional en octubre de 2019, pero que luego se retrasó en el Senado, el sistema de salud de Francia cubrirá el costo de los procedimientos de fertilidad para todas las mujeres menores de 43 años.

El partido derechista Los Republicanos, mayoritario en el Senado, y el ultraderechista Reagrupamiento Nacional (RN) se habían opuesto firmemente al proyecto de ley.

"Producirá niños que han sido privados de un padre", argumentó el diputado republicano Patrick Hetzel.

Al final, el Senado respaldó a regañadientes el proyecto de ley tras introducir cientos de enmiendas, pero los legisladores de derechas siguieron resistiéndose a que el Estado cubriera el coste del tratamiento.

En caso de desacuerdo, la Asamblea Nacional, controlada por el partido La República en Marcha de Macron y sus aliados, tiene la última palabra.

Por lo tanto, el resultado de la votación de la única gran reforma social de Macron hasta el momento se ve como algo previsible.

La legislación aborda varias cuestiones derivadas del enorme aumento del uso de tratamientos de fertilidad en los últimos años.

De forma controvertida, permite que los niños concebidos con semen de donante conozcan la identidad del mismo cuando sean adultos, poniendo fin al anonimato que hasta ahora se garantizaba a los donantes en Francia.

Y permite a las mujeres de más de 30 años congelar sus óvulos, un procedimiento que actualmente sólo está disponible para las mujeres que se someten a un tratamiento de enfermedades que podrían afectar a su fertilidad, como la radioterapia o la quimioterapia contra el cáncer.

Pero no llega a legalizar la gestación subrogada, una práctica

REDACCIÓN NTN24 / INFORMACIÓN AFP 

Te puede interesar