NTN24

Europa
Foto: cortesía

Foto: cortesía

Intensos combates sacuden la ciudad ucraniana de Donbás

"Hay intensos combates en la frontera con la región de Donetsk, cerca de Popasna", comentó el viernes Serguiy Gaidai

14 May 2022 7:39Por: Ntn24.com

Combates particularmente feroces sacudían el Donbás, la región oriental de Ucrania donde Rusia concentra ahora su ofensiva ante la resistencia de las tropas de Kiev, que recibirán más ayuda militar de la Unión Europea.

"Hay intensos combates en la frontera con la región de Donetsk, cerca de Popasna", comentó el viernes Serguiy Gaidai, el gobernador de la región de Lugansk, asegurando que las tropas rusas habían sufrido importantes bajas humanas y materiales.

Con las tropas ucranianas reivindicando avances en la región de Járkov (noreste), la ofensiva de Moscú parece concentrarse más al sur en las regiones de Lugansk y Donetsk, ambas en la cuenca minera del Donbás, controlada parcialmente desde 2014 por separatistas prorrusos.

De interés: Rusos intentaron atacar la región separatista de Moldava

El Estado Mayor ucraniano aseguró el sábado haber repelido 10 ataques en estas dos regiones en las últimas 24 horas. En Donetsk y en Tavriya (sur), el ejército ruso usa "morteros, artillería, lanzagranadas y medios aéreos para infligir el máximo de daño", indicó.

Un responsable estadounidense de Defensa dijo bajo anonimato que la actividad rusa más importante se desarrolla en el Donbás pero sin "conquistas significativas". "La artillería ucraniana contrarresta los esfuerzos rusos para ganar terreno", agregó.

El ministerio británico de Defensa indicó por su parte que las fuerzas ucranianas habían rechazado "con éxito" un intento de cruzar el río Donets cerca de Severodonetsk, escenario de intensos combates desde hace semanas, y ocasionaron fuertes pérdidas a las tropas rusas.

- Reconquista en Járkov -

Después de casi tres meses de guerra, que han dejado miles de muertos y millones de refugiados y desplazados, las victorias rusas en Ucrania son escasas: conquistaron la ciudad meridional de Jersón y tienen casi bajo control total Mariúpol, en el sureste a orillas del mar de Azov.

A finales de marzo, semanas después de lanzar su invasión el 24 de febrero, Moscú desistió de tomar Kiev para centrarse en el sur y el este de Ucrania, donde ocupa extensas franjas de terreno pero pocos núcleos de importancia.

En cambio, en el noreste, las tropas ucranianas aseguran estar recuperando terreno alrededor de Járkov, la segunda ciudad del país. "La liberación progresiva de la región de Járkov demuestra que no dejaremos a nadie en manos del enemigo", dijo el presidente Volodimir Zelenski el viernes por la noche.

De interés: Ucrania acusó a Rusia de "crimen de guerra" tras bombardeo al este del país

"A fecha de hoy, 1.015 localidades han sido desocupadas, seis más en las últimas 24 horas", aseguró.

La situación es más compleja en Mariúpol, donde un millar de combatientes resisten en los túneles subterráneos de la acería Azovstal, de donde ya pudieron salir todos los civiles gracias a un operativo de la ONU y la Cruz Roja.

"No pararemos hasta salvar a todos los nuestros en Mariúpol y Azovstal", dijo Zelenski, evocando "negociaciones muy difíciles" para intentar evacuar a los heridos graves y al personal médico.

"Hay casi 600 heridos en Azovstal, los rusos continúan bombardeando el hospital militar", dijo Sviatoslav Palamar, uno de los comandantes en ese recinto industrial. "Resistiremos tanto como podamos", añadió.

- Más ayuda militar -

Aunque en principio inferior al poderoso ejército ruso, las tropas ucranianas están desplegando una fuerte resistencia, auxiliadas por los envíos de material militar de las potencias occidentales.

El viernes, la Unión Europea anunció un nuevo paquete de asistencia militar de 500 millones de euros (unos 520 millones de dólares) para Kiev, lo que eleva el total entregado a 2.000 millones de euros.

La receta es "clara", dijo el jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, durante una reunión del G7 en Alemania. Se necesita "más de lo mismo": más sanciones económicas contra Rusia, más apoyo a Kiev y "seguir trabajando para aislar a Rusia".

Los ministros de Exteriores de las siete principales economías del mundo (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido) se reunirán este sábado con sus homólogos de Ucrania, Dmytro Kuleba, y de Moldavia, Nicu Popescu.

Esta pequeña antigua república soviética teme que las tropas de Moscú extiendan su invasión hasta la región separatista moldava de Transnistria, justo en la frontera suroeste de Ucrania.

En una situación con resonancias similares, en Georgia, otra exrepública soviética en el Cáucaso, el líder de la región separatista de Osetia del Sur convocó un referéndum de integración a Rusia para el 17 de julio. 

El sábado también está previsto en Berlín un encuentro informal de los ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN, justo un día antes de que Finlandia oficialice su petición de ingreso a la alianza militar dejando atrás más de un siglo de neutralidad política.

Aunque sin vincularlo oficialmente a esta decisión, Rusia suspenderá este sábado el suministro de electricidad a este país nórdico, con el que comparte 1.300 km de frontera.

En Suecia, un informe oficial alabó los ventajas de solicitar el ingreso a la OTAN, que puede concretarse en días. Sin embargo, este giro histórico puede verse truncado por Turquía, miembro de la alianza, que amenazó con bloquear la entrada de los dos países escandinavos.

Redacción NTN24 / Información AFP 

Te puede interesar