NTN24

Internacionales

Señalamientos blasfemos del actor español, Willy Toledo, lo llevan a juicio

Señalamientos blasfemos del actor español, Willy Toledo, lo llevan a juicio

La Asociación de Abogados Cristianos de España pide 22 meses de multa para el actor por "ofender los sentimientos religiosos"

17 Feb 2020 16:41Por: ntn24.com

Este lunes inició el juicio contra el actor español, Willy Toledo, acusado de delitos contra la libertad religiosa por una serie de publicaciones en Facebook, realizadas en 2017, en las que expresaba opiniones políticas en tono "soez" contra Dios y la Virgen.

La Asociación de Abogados Cristianos de España pide 22 meses de multa para el actor por "ofender los sentimientos religiosos". Tanto la Fiscalía, que en un primer momento formó parte de la acusación, como su defensa, solicitan la absolución.

"Sólo voy a responder a las preguntas de mi abogado", explicó Toledo a la jueza responsable del Juzgado de lo Penal número 26 de Madrid, en lo que el mismo actor consideró "un juicio absurdo".

"Mi intención era ejercer mi derecho a la libertad de expresión. No ofender a nadie. Ni a los católicos, ni a los musulmanes, ni a los seguidores de la secta del monstruo del espagueti volador", agregó el actor.

LEA TAMBIÉN: Arrokoth, el objeto espacial que está dándole a la NASA las pistas sobre la formación de los planetas

El juicio inicia tras casi tres años de periplo judicial. La acusación se presentó en 2017 tras las polémicas publicaciones, en las que se leían expresiones como “Yo me cago en dios, y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María”.

Un segundo mensaje, también incluido en la causa contra el actor, hacía referencia a la celebración de la Fiesta Nacional de España el día 12 de octubre, cuando también se celebra la conquista de América a manos del imperio español.

"Me cago en el descubrimiento. Me cago en los conquistados codiciosos y asesinos. Me cago en la Virgen del Pilar y me cago en todo lo que se menea. Nada que celebrar. Mucho que defecar. Boas noites", escribió.

La participación de la Fiscalía

En su momento, cuando se presentó la acusación, la Fiscalía se plegó. Según información publicada por el diario español, El País, el Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid abrió diligencias en aquel entonces y finalmente llamó a Toledo a declarar como imputado, pero este se negó a acudir a la cita como acto de "desobediencia civil" y el magistrado ordenó su detención.

DE INTERÉS: Presidente del Barcelona habría contratado empresa para "sabotear" a sus 'haters'

"Estoy haciendo lo que tengo que hacer, que es llamar la atención. Porque es vergonzoso que haya todavía cinco artículos en el Código Penal relativos a los sentimientos religiosos", dijo Toledo entonces, que fue finalmente procesado en septiembre de ese mismo año. Tres meses después dictaron la apertura del juicio oral.

Ahora, la posición de la Fiscalía ha cambiado y, junto a la defensa, solicita la absolución del intérprete. "Entendemos que en este caso debe primar la libertad de expresión", manifestó este lunes el organismo.

La Fiscalía madrileña reculó tras conocerse que la Fiscalía General del Estado preparaba una circular para limitar las acusaciones por delitos de estas características. Entonces, el ministerio pidió archivar la causa y manifestó, sobre las publicaciones de Toledo, lo siguiente: "El contenido puede ser considerado de dudoso gusto, desabrido y, sin duda, irrespetuoso con los sentimientos de los que profesan la religión católica, pero no puede mantenerse que constituyan un delito".

Apología al franquismo y persecución política

Toledo aprovechó la circunstancia para alegar, a su favor, que se opone al planteamiento del PSOE de introducir el delito de apología al franquismo al Código penal, puesto que considera que se trata de persecusión política. "Mis palabras pueden ofender, igual que a mí me ofenden expresiones homófobas y machistas. Pero jamás se me ha ocurrido perseguir a nadie por sus pensamientos políticos", comentó. "Eso me parece una barbaridad. Una cosa es decir '¡Viva Franco!' y otra es decir 'Vamos a la calle a matar rojos".

El actor asegura sentirse perseguido por sus posiciones y que su intención jamás ha sido violentar el sentimiento religioso de nadie. "Si yo me estoy sometiendo a este proceso es porque una cantidad de gente estamos siendo perseguidos. Espero que este sea el último juicio que se celebre en el Estado español para perseguir la opinión".

Redacción: NTN24.

Te puede interesar