Viernes, 25 de Abril de 2014 | Última actualización: 23:36

Buscar

NOTICIAS/Deportes

PLAZO MÁXIMO DEL PROCESO DE 6 MESES

Aplazan juicio por prostitución de menores a los futbolistas Frank Ribéry y Karim Benzema

Aplazan juicio por prostitución de menores a los futbolistas Frank Ribéry y Karim Benzema
Karim Benzema y Frank Ribéry. Archivo AFP

La Justicia francesa aplazó este martes al 20 de enero el juicio de dos de las principales estrellas del fútbol francés, Franck Ribéry, del Bayern de Múnich, y Karim Benzema, del Real Madrid, acusados de haber recurrido a los servicios de Zahia Dehar, prostituta que era menor de edad.


El juicio se abrió este martes ante el tribunal correccional de París, sin los tres principales protagonistas, con una cuestión de procedimiento, planteada por el abogado de Ribéry, relativa a la constitucionalidad de la ley que penaliza el recurso a los servicios de una prostituta menor de edad.

 

El tribunal optó por transmitir el pedido a la Corte de Casación, que habrá de examinarlo y, de ser necesario, enviarlo al Consejo Constitucional. El plazo máximo de duración de este proceso es de seis meses. Por lo tanto, el tribunal aplazó el juicio hasta el próximo 20 de enero.
 
Los dos jugadores y un cuñado de Ribéry, también acusado en la misma causa, se enfrentan a una pena de tres años de cárcel y a una multa de 45.000 euros. El caso salió a la luz poco antes de la Copa del Mundo de fútbol de 2010.
 
“Proxenetismo agravado”
 
Ribéry está acusado de haber mantenido relaciones sexuales pagadas en 2009 con Zahia en un hotel de Múnich en presencia de su cuñado, también procesado. Por su parte, Benzema está acusado de haber tenido relaciones sexuales con Zahia en un hotel parisino en 2008, algo que el futbolista niega.
 
Zahia afirmó haber mentido a los dos jugadores, diciéndoles que era mayor de edad cuando en realidad era menor, una afirmación que reiteró en un programa televisivo. "No. No sabían nada", aseguró.
 
La fiscalía había pedido el sobreseimiento de Ribéry, de su cuñado y de Benzema, pero el juez de instrucción decidió que fueran juzgados por un tribunal.
 
La fiscalía sostuvo que los acusados no estaban al corriente, en cambio el juez dijo que no podía ser que no lo supieran. Ribéry sostuvo incluso que no sabía que Zahia se prostituía y negó haberle pagado 700 euros.
 
El juez André Dando afirmó en cambio que Ribéry no podía ignorar la condición de prostituta de Zahia, que en Múnich participó en una orgía con otra muchacha. Ribéry optó por no asistir al juicio, dijo su abogado porque "no hay víctima" -Zahia renunció a ser parte civil- y "no hay acusación".
 
Zahia, que se hizo célebre gracias al escándalo y desde entonces dirige una empresa de lencería, se constituyó en un primer momento en parte civil, pero luego se desistió.
En la misma causa figuran otros cinco acusados que son pasibles de 10 años de cárcel por "proxenetismo agravado". El juicio debe durar hasta el 26 de junio.
 
Publicado el 18 Junio 2013
Fuentes: AFP