NTN24

Estados Unidos
ONU

Foto: AFP

Gobernantes se reunirán este lunes en Nueva York para la Asamblea General de la ONU

"Es necesario restablecer la confianza. La división geoestratégica actualmente en el mundo es un obstáculo"

20 Sep 2021 9:29Por: Ntn24.com

Un centenar de dirigentes son esperados este lunes 20 de septiembre en Nueva York pese a la pandemia de covid-19, para participar en la Asamblea General anual de la ONU, donde su máximo responsable lanzará un "grito de alarma" por la situación "muy peligrosa" en la que está el mundo.

"Es necesario restablecer la confianza. La división geoestratégica actualmente en el mundo es un obstáculo", dijo el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres.

El mundo está "verdaderamente en una situación muy peligrosa" y se necesita "un grito de alarma para los responsables políticos".

El estadounidense Joe Biden, el brasileño Jair Bolsonaro, el turco Recep Tayyip Erdogan, el alemán Frank-Walter Steinmeier, el británico Boris Johnson, el israelí Naftali Bennett, el español Pedro Sánchez, o el venezolano Nicolás Maduro han anunciado su presencia.

DE INTERÉS: Cancilleres de la UE discutirán en Nueva York consecuencias del acuerdo militar AUKUS

Estarán ausentes, sin embargo, el francés Emmanuel Macron o el mexicano Andrés Manuel López Obrador.

El país anfitrión, Estados Unidos, teme que la reunión se convierta en un "centro de propagación" del coronavirus, reconoció la embajadora ante la ONU Linda Thomas Greenfield, que instó a los mandatarios que den muestras de "responsabilidad".

Washington ha "desalentado a los jefes de Estado y de gobierno de otros países de venir debido al covid", explica Antonio Guterres.

Desde marzo de 2020, "estoy orgulloso" que la sede de la ONU en Nueva York nunca haya sido un foco de contagio y espero que siga así", agregó.

El año pasado, la gran cita diplomática fue prácticamente virtual. La cuarentena que impusieron los estadounidenses disuadió los desplazamientos.

"No podíamos seguir así", "hay que demostrar que la ONU existe", piden algunos embajadores.

Serán obligatorias la mascarilla y la distancia social; siete personas como máximo por delegación en la sede de la ONU, cuatro en el anfiteatro de la Asamblea General y un número reducido de reuniones bilaterales.

La ciudad de Nueva York ha alertado que exigirá un certificado de vacunación a los delegados alegando que el recinto de la ONU es un centro de conferencias sometido a las mismas reglas que los otros espacios interiores neoyorquinos.

Esto ha suscitado la ira de algunos países. El embajador ruso ante Naciones Unidas denunció una medida "claramente discriminatoria".

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, que será el primero en hablar el martes, anunció que viajará a Nueva York pese a que no está vacunado.

"Todo el mundo tiene miedo, va a ser un circo", dice preocupado un responsable de la ONU que pidió el anonimato.

En cuanto al fondo de la cita, "los grandes países no vienen para verse, sino que los pequeños vienen para ver a los grandes", resume este responsable.

Rusia y China estarán representados por un miembro gubernamental, lo que es un mensaje para "Washington de que la llegada al poder de Joe Biden tiene escaso impacto en sus posiciones", dice Richard Gowan, del centro de reflexión International Crisis Group.

Según él, el presidente estadounidense quiere subrayar la "necesidad de proteger un orden mundial dirigido por Estados Unidos contra la competencia china" e instar a sus aliados a "no considerar a China como un líder alternativo en el sistema multilateral".

Desde enero, estos aliados, sobre todo europeos, se han visto sin embargo sorprendidos en varias ocasiones por la ausencia de cambios notables en la gestión brutal y aislacionista de Donald Trump.

Esta semana, Francia lo ha podido comprobar con la firma de una alianza entre Estados Unidos, Australia y Reino Unido, que le ha supuesto la pérdida de un millonario acuerdo con Canberra para la construcción de submarinos.

Afganistán, que ha vuelto a manos talibanas, estará en el centro de múltiples discusiones, para defender los derechos de la mujer y evitar que el país caiga en una crisis económica y humanitaria.

Todavía se desconoce si algún dirigente de Kabul acudirá a la ONU.

Lo mismo ocurre con Birmania, dirigida por una junta militar que la comunidad no ha reconocido, o Guinea, teatro de un reciente golpe de Estado.

REDACCIÓN NTN24 / INFORMACIÓN AFP 

Te puede interesar

El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y condiciones. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso. Políticas de cookies

Con su manifestación expresa de la aceptación del mensaje de información y autorización que se despliega al inicio de su navegación en el portal, así como con su navegación a través de la misma, RCN asume que usted acepta de previa, expresa e informada el uso de cookies. Sin embargo, la solicitud de aceptación de la presente política se desplegará en la parte inferior o superior del portal y en cada inicio de sesión o navegación con el objeto de que usted tenga un conocimiento claro e informado del presente contenido.