NTN24
Israel - Hamás

Hamás sometió a secuestrados a torturas y suministro de fármacos, denuncia funcionario de Ministerio de Salud de Israel

Autoridades de Israel recaudan pruebas de los tratos crueles a los que fueron sometidos los rehenes que recuperaron la libertad tras una tregua humanitaria de 7 días a finales del pasado mes de noviembre.

Ricardo Nachman, coordinador de medicina de clínica forense del ministerio de salud de Israel, describió la aterradora condición que vivieron los secuestrados en poder de la organización terrorista de Hamás, durante casi dos meses.

Aseguró que están preparando los protocolos de expertos para llevar en su debido tiempo a tribunales internacionales, la denuncia. “Como las atrocidades cometidas por Hamás desde el punto de vista psiquiátrico, como mostrar películas a niños, obligarlos a ver atrocidades que han hecho contra sus propias familias”, indicó el galeno quien se sintió realmente horrorizado al ver el estado en el que llegaron las personas que vivieron esa tortuosa situación de cautiverio.

“Han contado todas clases de atrocidades, como producir quemaduras por medio de elementos calientes, se han visto todas clases de cicatrices en el cuerpo, golpes que han dejado un poco de secuelas. En casos peores se han visto, por supuesto, también problemas de ortopédicos, por daños producidos por tiros, por haber baleado piernas o brazos en una forma deliberada.Además, otros daños crónicos, como por ejemplo en niños con desnutrición, con problemas de la piel, o por quemaduras químicas, por haber tenido que hacer sus necesidades en ellos mismos sin tener la posibilidad de ir a un lugar para poder hacer sus necesidades, o de infecciones de la piel, por haber sido atacado por plagas de pulgas y de piojos”. Nachman hizo énfasis en que estos insectos pueden transmitir muchas enfermedades que incluso pueden llegar con el tiempo a producir la muerte y mencionó el tifus.

A parte de las secuelas físicas, el director de la unidad de medicina clínico forense de la entidad estatal Abu kabir, se refirió a ataques sexuales a los que fueron sometidas algunas de las víctimas, ataques psicológicos que incluso han impedido que puedan recobrar su habla de forma natural. “Con respecto a las sustancias, han declarado, entre otras cosas, que muchas de las medicinas que han recibido, que no saben bien qué es lo que han recibido, y bueno, se han detectado, entre otras cosas, anfetaminas y opiáceos, o sea, narcóticos y estimulantes en diferentes casos. Todo ese tipo de cosas se están tratando de corroborar por medio de procedimientos químicos e investigaciones de tipo toxicológico, que va a llevar un tiempo para poder corroborarlo, para también llevarlo a tribunales internacionales como parte de la evidencia de los crímenes de guerra que han hecho estos grupos terroristas, en líneas generales"

Gran parte de esa pesadilla vivida la relató en el programa La Noche, Eyal Nouri, sobrino de Adina Mosche, una israelí de 72 años que estuvo privada de su libertad, luego de que hamás le arrebatara lo que más amaba. Tuvo que pasar por los momentos más trágicos de su vida, el asesinato al frente de sus propios ojos, de su esposo, después de más de 52 años de casados.

“Físicamente, ella ha empezado a recobrar su fuerza, pero ella está en una situación en la que ella no puede ver o interactuar con nadie. Ella está lidiando con este trauma que ha tenido que encarar. Perdió más de 12 kilos y tiene 72 años. Y todo este terror y horror que le hicieron vivir la afectó. Primero que todo, sin su esposo, mi tío, Así que ustedes pueden imaginar lo que es convertirse en esta persona que ha visto a su esposo ser asesinado en frente de sus ojos y no poder hacer nada al respecto”. Sin importar su condición física, ni su edad, los captores la obligaron a caminar varios kilómetros, en los que sus pies se resbalaban incluso en lodo y en sitios donde sentía asfixia porque no podía respirar por la humedad intensa presente en el lugar, señaló Nouri.

“Las condiciones de cautiverio eran las peores. Saben, decimos que, asumiríamos que de pronto podrían recibir un mejor trato, pero los humillaron. Hicieron mucho terrorismo psicológico, diciéndoles que ya no hay más Israel, que ya no hay un país al cual pueden volver, que ya todos los seres que amaban están muertos. No les permitieron ni siquiera la más mínima condición humana. Durante siete semanas se sentaron en sillas para dormir, no tenían ninguna cama, no se pudieron bañar, les dieron muy poco alimento, arroz y pan pita, y una botella de agua cada dos días. Ella perdió 12 kilos a la edad de 72 años, Durante todo este tiempo estuvieron mantenidos en la oscuridad, no había luz, no sabían qué era la hora, qué fecha era, ni qué día era. Cada minuto para ellos era como una eternidad.

Temas relacionados:


Programas


Ver más