NTN24

Europa
Papa Francisco

Papa Francisco en su visita a Eslovaquia / Foto: AFP

"Marginar a los demás no consigue nada”: Papa pide "integración" en su visita a los eslovacos

"Marginar a los demás no consigue nada. Segregarnos a nosotros mismos y a los demás acaba provocando la ira"

14 Sep 2021 10:33Por: Ntn24.com

El Papa Francisco visitó el martes una urbanización en ruinas habitada por personas de etnia gitana en el este de Eslovaquia, y pidió la "integración" de esta comunidad marginada.

El pontífice argentino de 84 años, que se encuentra en su primer viaje al extranjero desde una operación de colon en julio, suele pedir ayuda para las comunidades más pobres del mundo.

Tras escuchar a los gitanos en la urbanización Lunik IX de Kosice, el Papa dijo a los miembros de la comunidad que "con demasiada frecuencia habéis sido objeto de prejuicios y juicios severos".

"Marginar a los demás no consigue nada. Segregarnos a nosotros mismos y a los demás acaba provocando la ira. El camino de la convivencia pacífica es la integración", dijo desde un podio, mientras los residentes observaban desde los bloques de apartamentos.

DE INTERÉS: "Desolación y tensión": El papa lamenta los efectos de la pandemia 

"Francisco, bienvenido entre nosotros", rezaba un cartel que colgaba de una ventana.

En Lunik IX, casi 4.500 residentes se apiñan en un espacio destinado a albergar a la mitad de ese número.

Muchos bloques no tienen electricidad, calefacción, gas o agua corriente, ya que se cortaron los servicios por impago.

"Es estupendo que el Santo Padre esté dispuesto a venir a un lugar al que nadie quiere ir", dijo Peter Besenyei, líder de la comunidad salesiana local de Lunik IX, antes de la visita.

"Es difícil encontrar profesores en Lunik IX, es difícil encontrar sacerdotes que estén dispuestos a trabajar allí, y el Papa viene allí en este entorno difícil", dijo Besenyei a la AFP.


En las semanas previas a la visita, las autoridades de la ciudad se dedicaron a arreglar una carretera y a limpiar la zona, pero los prejuicios contra sus residentes son profundos.

Durante su visita, el Papa se reunió con una pareja, Nikola y René Harakaly, de 28 y 29 años, que crecieron en Lunik IX, pero dijeron que se mudaron para dar a sus hijos "una vida más feliz y pacífica, llena de dignidad".

"Ha llegado usted en un momento en que todo el mundo se encuentra en una situación difícil a causa de la pandemia", dijo al Papa Jan Hero, de 61 años, ingeniero y otro miembro de la comunidad romaní.

REDACCIÓN NTN24 / INFORMACIÓN AFP 

Te puede interesar