NTN24

Perú

FOTO: AFP

Pedro Castillo se perfila como ganador de las elecciones presidenciales en Perú

El candidato de izquierda, Pedro Castillo, ya se considera ganador del ajustado balotaje presidencial del domingo en Perú, donde un escrutinio a cuentagotas 48 horas después sigue sin arrojar vencedor oficial, aunque el profesor rural aventaja a Keiko Fujimori

10 Jun 2021 7:22Por: Ntn24.com

Pedro Castillo acaricia la victoria en las elecciones presidenciales de Perú con una ligera ventaja en el recuento sobre la derechista Keiko Fujimori.

El candidato de izquierda, Pedro Castillo, ya se considera ganador del ajustado balotaje presidencial del domingo en Perú, donde un escrutinio a cuentagotas 48 horas después sigue sin arrojar vencedor oficial, aunque el profesor rural aventaja a Keiko Fujimori

El izquierdista Pedro Castillo tenía una ventaja mínima el miércoles en las polarizantes elecciones presidenciales de Perú cuando su rival de derecha Keiko Fujimori hizo nuevas acusaciones de fraude electoral que, según ella, involucró a medio millón de votos.

Con el 99 por ciento de los votos contados en las elecciones presidenciales del domingo, el maestro de escuela rural y líder sindical Castillo mantuvo una pequeña ventaja del 50,2 por ciento sobre el 49,7 por ciento de Fujimori.

La noche del miércoles Fujimori solicitó al Tribunal Nacional Electoral (JNE) la anulación de los resultados de 802 casillas electorales, el equivalente a 200.000 votos.

También pidió que se revisen otras 300.000 papeletas, por lo que "hay medio millón de votos en juego", dijo en rueda de prensa.

Fujimori, la hija del ex presidente encarcelado Alberto Fujimori, encabezó el conteo temprano, pero a medida que Castillo ganaba terreno, alegó "irregularidades" y "signos de fraude".

Las autoridades peruanas y los observadores electorales han descartado cualquier posibilidad de contabilizar el fraude.

Para Fujimori, lo que está en juego es más alto que el mero poder: enfrenta más de 30 años de prisión si es declarada culpable de tomar dinero del gigante brasileño de la construcción contaminado por el escándalo Odebrecht para financiar las licitaciones presidenciales en 2011 y 2016. detención preventiva.

Según la ley peruana, la victoria electoral supondría la suspensión de los cargos hasta después de su mandato, pero la derrota podría llevarla a juicio.

Los peruanos votaron el domingo por su quinto presidente en tres años después de una serie de crisis y escándalos de corrupción que vieron a tres líderes diferentes en el cargo en una sola semana el año pasado.

Ambos candidatos habían acordado previamente respetar el resultado.

DE INTERÉS: Castillo se da por vencedor en Perú y recibe saludo de Evo Morales

Mientras Fujimori hablaba, Castillo agradeció a los partidarios que se manifestaban en su apoyo. "No nos dejemos provocar por quienes quieren ver a este país en el caos. Por eso, hacemos un llamado a la paz y la tranquilidad", tuiteó.

Castillo dijo anteriormente que los observadores del partido consideraron su triunfo como un trato hecho, incluso cuando las autoridades se abstuvieron de anunciar un resultado.

En nombre del pueblo peruano, Castillo agradeció a las "embajadas y gobiernos de América Latina y otros países" los mensajes de felicitación por su "victoria".

A última hora del miércoles, los partidarios de Castillo se manifestaron frente a la oficina de escrutinio en el centro de Lima, mientras que una multitud a favor de Fujimori se reunió en un gran parque de Lima para denunciar el "fraude" de votos.

Ningún gobierno ha reconocido oficialmente una victoria de Castillo, aunque el ex presidente izquierdista de Bolivia, Evo Morales, envió un mensaje de "felicitaciones por esta victoria".

¡La victoria es "también para los latinoamericanos que quieren vivir con justicia social!" tuiteó Morales, el primer presidente indígena de Bolivia.

Castillo tiene una ventaja de 79.000 votos, pero con las boletas aún contabilizadas y los votos siendo impugnados por ambas partes, es probable que el proceso demore entre 10 y 12 días en resolverse por completo, dijo a la AFP un funcionario de la autoridad de escrutinio ONPE.

Al igual que en las tres elecciones presidenciales anteriores de Perú, también reñidas, el conteo de votos ha sido lento debido a demoras en la llegada de boletas a Lima desde áreas rurales y selváticas, y desde el exterior, donde un millón de votantes del país Viven 25 millones de votantes elegibles.

Fujimori se ha llevado la mayoría de los votos de expatriados contados, pero Castillo es muy popular entre los electores rurales.

Superar esa diferencia para Fujimori "será muy difícil, porque debería haber más votos por contabilizar en Perú que en el exterior", dijo a la AFP el analista Hugo Otero.

El ejército peruano se comprometió en un comunicado a "respetar la voluntad del pueblo expresada en las urnas", incluso mientras circulaban en las redes sociales llamados a las fuerzas armadas para evitar que Castillo asuma el poder.

Tanto Castillo como Fujimori han dicho que respetarán la democracia y formarán gobiernos que conducirán a la estabilidad económica

Quien gane liderará una nación golpeada por la recesión y la tasa de mortalidad por coronavirus más alta del mundo, con más de 186.000 muertes entre sus 33 millones de habitantes.

Dos millones de peruanos han perdido sus trabajos durante la pandemia y casi un tercio ahora vive en la pobreza, muestran cifras oficiales.

Los peruanos también buscarán estabilidad, con siete de sus últimos 10 líderes condenados o bajo investigación por corrupción.

Fujimori apoya un modelo económico neoliberal de recortes de impuestos e impulso de la actividad privada para generar empleo.

Castillo se ha comprometido a nacionalizar industrias vitales, aumentar los impuestos y aumentar la regulación estatal.

Fujimori advirtió que Perú corría el riesgo de convertirse en una nueva Venezuela o Corea del Norte bajo su rival, mientras que Castillo ha señalado la historia de escándalos de corrupción de la familia Fujimori.

REDACCIÓN NTN24 / INFORMACIÓN AFP

Te puede interesar