NTN24

Cuba
La lucha contra la Covid-19 revitaliza las misiones médicas cubanas

Foto: Cortesía / Referencial

La lucha contra la Covid-19 revitaliza las misiones médicas cubanas

Italia, con más de 11.000 fallecidos por el nuevo coronavirus, es una de las 14 naciones que recientemente solicitó la intervención del contingente Henry Reeve, especializado en desastres naturales y epidemias

2 Abr 2020 10:22Por: Ntn24.com

Los servicios médicos cubanos, duramente criticados por Estados Unidos y Brasil, reaparecen entre aplausos para combatir la pandemia de COVID-19, incluso en Europa, dando impulso a un programa vital para el desarrollo de la isla.

"De la posibilidad de una pandemia se discute desde principios de este siglo y Cuba preparó a su ejército de batas blancas", explica a AFP Arturo López-Levy, profesor de la Holy Names University, en California.

La revolución cubana muestra la salud y la educación gratuitas como sus grandes logros. "Al terminar la Guerra Fría, Cuba desarrolló esa capacidad y es lógico que sea una herramienta importantísima de su política exterior", agrega.

Italia, con más de 11.000 fallecidos por el nuevo coronavirus, es una de las 14 naciones que recientemente solicitó la intervención del contingente Henry Reeve, especializado en desastres naturales y epidemias.

Desde su creación en 2005, ese grupo prestó servicios en 22 países, con misiones como la lucha contra el ébola en África en 2014, a pedido de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Ahora están en Lombardía, donde fueron recibidos con aplausos.

También los convocó Andorra, mientras otros países europeos los miran con atención. En el principado, uno de los 39 integrantes de la brigada ha dado positivo por COVID-19.

En tanto, Francia aprobó el ingreso de médicos cubanos a sus territorios de ultramar, necesitados de doctores, un plan que data del año pasado pero que llega en un momento oportuno.

Valencia y otras provincias españolas han mostrado interés en sus servicios. El enviado de la ONU a Siria también pidió el apoyo de Cuba y China ante la pandemia.

"El coronavirus le ha brindado a Cuba una nueva oportunidad de exportar servicios médicos", sostiene Jorge Duany, director del Instituto de Investigaciones Cubanas de la Universidad Internacional de Florida.

"En Europa solo había médicos cubanos en Portugal. Ahora (...) por la crisis, se ha abierto una oportunidad que puede dejar un legado", considera por su parte López-Levy.

Cuba ofrece sus servicios médicos humanitarios desde inicios de la década del 60.

Golpeada luego por la crisis económica tras la desaparición del bloque soviético, a inicios de este siglo la isla pasó también a prestar servicios remunerados a países con recursos para estimular su economía.

-En la mira de Washington-
La administración estadounidense de Donald Trump reforzó el embargo que desde 1962 mantiene contra Cuba, castigando el apoyo a su aliado socialista e importante proveedor de crudo, el venezolano Nicolás Maduro.

Estados Unidos y Brasil acusan a Cuba de retener el grueso de los ingresos que pagan esos países por los médicos, y de someter a los profesionales a un régimen laboral parecido a una "esclavitud moderna".

Para el Departamento de Estado "los países anfitriones que busquen ayuda de Cuba para la COVID-19 deben examinar acuerdos y poner fin a abusos laborales". Cuba explica que lo recaudado le permite financiar su sistema de salud gratuito.

Cuba ingresó 6.300 millones de dólares por sus servicios médicos en 2018. Pero entonces, un cambio en el mapa político en América Latina les hizo perder sus contratos en Brasil, Bolivia, Ecuador y El Salvador.

Hasta marzo de este año, la isla tenía 28.729 colaboradores en 59 países. 

Sin tregua durante la pandemia, Washington asegura que Cuba busca, con sus misiones por la COVID-19, recuperar el dinero perdido por los contratos cerrados.

Cuba "lo hace por una motivación totalmente humanitaria. Los beneficios diplomáticos y económicos son un extra. El programa cubano no necesita rehabilitarse", considera el académico Carlos Alzugaray.

"Bajo la política estadounidense de 'máxima presión' económica sobre Cuba, el rechazo al programa médico podría interpretarse como otra estrategia para privar de recursos materiales al gobierno cubano", sostiene Duany. 

-¿Eje socialista?-
Estados Unidos, con el mayor número de casos de COVID-19, cuestionó inicialmente la ayuda internacional de China y Cuba. Días después aceptó el apoyo de Moscú para combatir la pandemia en su territorio.

¿Se puede hablar de un eje Pekín, Moscú, La Habana en esta crisis? "Cuba no es un gran poder, juega con sus alianzas internacionales para contrabalancear las presiones de Estados Unidos", dice López-Levy.

El profesor considera que las medidas de Trump buscan el apoyo de Florida para su reelección, con un importante sector anticastrista.

"Si Trump no resulta reelecto, es probable que una eventual administración Biden o Sanders retome la cooperación en materia de salud", explica Alzugaray.

Mientras tanto, "si Trump se volviera loco y pidiera el concurso de la colaboración médica cubana, le puedo asegurar que sí, que iríamos a ayudar", dice el director de la Unidad Central de Cooperación Médica, Jorge Delgado.

Te puede interesar