NTN24
Domingo, 03 de diciembre de 2023
Domingo, 03 de diciembre de 2023
Investigación

Ratas marrones propagan parásito que desencadena peligrosa inflamación cerebral en humanos y mascotas en Estados Unidos

Ratas marrones | Foto Pexels: Pixabay
Ratas marrones | Foto Pexels: Pixabay
Según la investigación, publicada por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, este parásito que desencadena la encefalitis es una amenaza para el sureste del país.

Recientemente, investigadores estadounidenses encontraron que las ratas marrones, halladas y analizadas en Atlanta, en el estado de Georgia, son portadoras del parásito conocido como ‘gusano pulmonar’ y el cual desencadena una peligrosa encefalitis (inflamación del cerebro) tanto en mascotas como en humanos.

Según la investigación, publicada por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), este parásito que desencadena la encefalitis es una amenaza para el sureste del país.

Los investigadores de Georgia señalan en el estudio, que el gusano pulmonar de rata, mejor conocido científicamente como ‘Angiostrongylus cantonensis’, suele comenzar su ciclo de vida en los caracoles nativos exóticos.

Por lo que es probable que la manera en la que las ratas marrones habrían obtenido este parásito se debió a la alimentación de estos caracoles.

Este parásito fue descubierto por primera vez en Asia y durante mucho tiempo fue una enfermedad que no afectaba a los Estados Unidos, sin embargo, luego fue descubierta en Hawái antes de ser detectada en los estados de: Texas, Alabama, Florida y Louisiana.

o

Uno de los autores de la investigación, Nicole Gottdenker, indicó que lo más probable es que las ratas y caracoles infectados hayan sido introducidos “a través de rutas comerciales, como barcos mercantes”.

Lo que hace el gusano pulmonar es que desencadena una peligrosa inflamación en el cerebro y en las membranas que lo recubren llamadas ‘las meninges’, por ello, ante la preocupación de su propagación en suroeste de la unión americana, el equipo de investigadores recolecto muestras de tejido.

Estas muestras de tejidos pertenecen a 33 ratas marrones salvajes que fueron encontradas muertas entre 2019 y 2022 cerca a los terrenos de una instalación zoológica en Atlanta, según informa la investigación.

Una quinta parte de las ratas encontradas mostraron signos de algún tipo de parásito en: corazón, arterias pulmonares y en el tejido cerebral.

De las siete muestras, solamente cuatro contenían una cepa idéntica de Angiostrongylus cantonensis, lo que sugiera que el parásito fue introducido y está establecido en una nueva área de los Estados Unidos.

“Debido a que el A. cantonensis fue identificado previamente en ratas en los estados vecinos de Florida y Alabama, es probable que las poblaciones de A. cantonensis estuvieran en Georgia mucho antes de 2019, cuando se identificó la primera rata positiva en Atlanta”, explicaron los autores del estudio.

No obstante, los investigadores aclararon que la razón de la propagación del gusano pulmonar se debe al cambio climático y a los cambios “introducidos por el clima en las redes alimentarias locales”.

Ahora el parásito supone, según expertos, “una posible amenaza para la salud de los humanos y de los animales domésticos, libres y cautivos”.


Programas


Ver más

Especiales

Ver más